Inicio » GYM » Tips & Trucos Fitness » Cómo combinar la calistenia con el gimnasio
Tips & Trucos Fitness

Cómo combinar la calistenia con el gimnasio

gym vs calistenia

Aunque no se trata de un tema muy controversial, el hecho de combinar la calistenia y el gimnasio sí que puede generar algunas confusiones debido a lo distantes que suelen ser un método de entrenamiento del otro. Es decir, puedes ir a un gimnasio y conocer al musculoso que al tocar el tema de la calistenia lo único que hará es hablar acerca de lo relativamente fáciles que son los ejercicios de peso corporal y de la gran cantidad de repeticiones que necesitaría para sentir un trabajo verdadero.

Por otra parte, puedes acudir al parque de la colonia y al preguntarle a un deportista de street workout, seguramente te dirá que el gimnasio no es tan efectivo debido a los movimiento anti-naturales que suponen la mayoría de los ejercicios, así como los riesgos de trabajar músculos manera aislada, etc. etc… Como puedes imaginarte, ambas disciplinas parecen no tener forma de congenia y el hecho de pensar en combinarlas es una total sandez.

Sin embargo, llegar a una conclusión como esta no es del todo correcto y en efecto, es posible combinar la calistenia con el gimnasio, aunque para lograrlo, debemos tener en cuenta una serie de factores bastante altas que se basan principalmente en el objetivo que tengamos en mente.

Diferencias entre la calistenia y el gimnasio

  • Cuando entrenamos con el propio peso corporal, es decir, con la calistenia, podemos tener un mejor desarrollo en el movimiento de los músculos, dando como resultado una mayor movilidad y flexibilidad.
  • Por otra parte, al trabajar con pesas, sucede lo contrario, pues a mayor cantidad de masa muscular, menos ágil se vuelve el cuerpo. La ventaja es que esto nos permite un mayor desarrollo en la fuerza para poder mover objetos pesados de un lado a otro, por ejemplo.

No obstante, debemos tener en cuenta que ambas virtudes desarrolladas no son exclusivas de cada disciplina, pues como es de esperarse, con la calistenia claro que se desarrolla la fuerza, mientras que con el gimnasio la flexibilidad es indispensable para realizar ejercicios como las sentadillas o el press militar de forma estricta.

Y eso no es todo, recuerda que el gimnasio puede ser un complemento de la calistenia, al mismo tiempo que la calistenia se puede usar como un complemento del gimnasio. Por ejemplo, si eres practicante de pesas, puedes usar la calistenia para añadir más volumen a tu entrenamiento y tener un gasto calórico mayor, lo que resulta ideal para las etapas de definición sin tener que recurrir a los típicos entrenamientos cardiovasculares.

Ahora bien, un entrenante de calistenia se puede ver beneficiado del gimnasio para evitar dolores articulares y evitar lesiones producto de la descompensación muscular, enfocándose en trabajo que involucren la espalda baja, el deltoides posteriores, los femorales, los flexores y extensores de las muñecas y el manguito rotador.

Combinar ejercicios de peso corporal con pesas: Nivel principiante

Dado que esta es una duda que aunque no es común, sí puede surgir en muchos de los principiantes que se inician en cualquiera de las dos rutinas, vale la pena echarle un vistazo.

Primero que nada, debes tener en cuenta cuál es tu composición corporal actual y en base a ello definir tus objetivos. Ojo, que nada te obliga a hacerlo así, pero es lo que la mayoría de las personas te va a recomendar.

Calistenia para personas con sobrepeso

Por esa razón, si eres una persona que sufre de sobrepeso u obesidad, lo mejor es que comiences con la calistenia. Esto se debe a que los entrenamientos body-weight, además de ayudar en las ganancias de fuerza y por tanto, de masa muscular, también suponen un mayor gasto calórico debido a que la mayoría de los entrenamientos se realizan a modo de circuito.

Al iniciar en la calistenia, procura practicar esta disciplina durante 6 meses, entrenando con una intensidad adecuada, notarás cómo la pérdida de grasa se va haciendo cada vez más notoria conforme va pasando el tiempo.

Después de este período, ya podrás dedicarte exclusivamente al entrenamiento con pesas durante otros 4 meses. Esto te será indispensable para trabajar músculos que por lo general no suelen trabajarse con la calistenia. Al realizar esto, lograrás un crecimiento más uniforme, haciendo al cuerpo más fuerte y resistente a las lesiones.

A partir de los 4 o 6 meses del entrenamiento exclusivo con pesas, ya tendrás el conocimiento y las bases suficientes como para combinar ambas disciplinas.

Levantamiento de pesas para ectomorfos

Por otra parte, si eres una persona delgada o con un cuerpo de somatotipo ectomorfo, entonces te recomendamos el trabajo con pesas. De esta manera podrás ir ganando una mayor cantidad de masa muscular. Si llegaras a practicar calistenia, el efecto sería el contrario debido a que el desgaste energético es mucho mayor que el requerido en las pesas, algo que es para nada conveniente en personas que tienen un mayor metabolismo.

Procurar entrenar únicamente con pesas durante 6 meses, realizando ejercicios básicos a modo de rutinas full-body. No te olvides de llevar una alimentación alta en calorías, dando prioridad a los carbohidratos y las proteínas para optimizar las ganancias de masa muscular. Luego de este tiempo ya podrás introducirte en el mundo de la calistenia. Te recomendamos ampliamente combinar ambos.

Levantamiento de pesas para mesomorfos

Ahora bien, si te encuentras del lado medio, por lo que no eres muy delgado, pero tampoco tienes un excedente notable de grasa, entonces puedes empezar por el levantamiento de pesas. 4 meses serán más que suficientes para notar los primeros resultados, ya que las personas con somatotipo mesomorfo tienden a tener una genética privilegiada y por consiguiente, mejor respuesta ante los estímulos provocados por esta disciplina.

Una vez pasado este tiempo ya podrás empezar a combinar los dos tipos de ejercicio directamente sin ningún problema.

Entonces, ¿cómo combino ambas disciplinas?

A pesar de todo lo mencionado anteriormente, la pregunta inicial del artículo todavía queda en el aire, ¿cómo combinar la calistenia con el gimnasio?

Si ya tienes experiencia con las dos disciplinas, entonces es probable que ya te hayas decidido por cuál es tu favorita. Teniendo claro esto, te será mucho más fácil establecer una rutina, según tus prioridades.

Practicantes de calistenia

Si acostumbras a practicar calistenia con regularidad, puedes intentar a incluir 1 o 2 días de entrenamientos con pesas, enfocandote en los grupos musculares que generalmente no se trabajan en esta disciplina.

Dado a que resulta más difícil trabajar a intensidades mayores los grupos del tren inferior con el propio peso, entonces lo más recomendable sería trabajar las piernas en el gimnasio, incluyendo ejercicios como las sentadillas y el peso muerto con barra.

Para trabajar el tren superior puedes usar otros ejercicios compuestos como los fondos y las dominadas, aunque asegúrate de agregar un lastre externo.

Practicantes de gimnasio

Si realizas tus entrenamientos con mayor regularidad utilizando las pesas, prueba a añadir dos o tres sesiones de calistenia a la semana. Esto te ayudará a perder mucha más grasa corporal (ideal si estás en etapa de definición), evitando que tengas que dedicar 40 minutos de cardio aburrido o que tengas que llevar a tu cuerpo al límite con las extenuantes rutinas de HIIT.

La calistenia te puede ayudar a fortalecer el abdomen de manera mucho más amplia, debido a la amplia gama de ejercicios que pueden realizarse exclusivamente para esta zona. Intenta dominar la bandera humana a la perfección, verás como notarás cambios impresionantes en poco tiempo.

Etiqueta
loading...

¿Tienes alguna duda o comentario? Expertos lo responderán en las próximas 24 horas.

Escribe aquí tu duda o comentario....