Inicio » Nutrición » Tips de Nutrición » Frutas que puedes incluir en el desayuno para adelgazar
Tips de Nutrición

Frutas que puedes incluir en el desayuno para adelgazar

Aunque con el pasar del tiempo nos han enseñado que el desayuno es la comida más importante del día, en los últimos años muchos estudios nos han demostrado que ayunar incluso puede ser más beneficioso para iniciar el día con la mejor de las formas y obtener grandes ventajas para el organismo tanto a nivel físico como fisiológico. No obstante, aunque el ayuno intermitente es bueno para limpiar el organismo, no todas las personas tienen la costumbre de realizar esta práctica por más de 12 horas.

Dicho esto, debemos tener una mayor conciencia acerca de los alimentos que consumimos a primera hora de la mañana para que el cuerpo pueda aprovechar una mayor cantidad de nutrientes y así permitirle tener un mejor desempeño a lo largo del día.

El consumo de cereales de caja y otros alimentos procesados claramente no es la mejor opción para empezar la mañana al cien por ciento. En este caso, lo mejor que podemos hacer por el cuerpo es alimentarnos con una buena cantidad de productos naturales que cuenten con vitaminas y minerales necesarias para un buen desempeño del organismo.

Para ello, qué mejor que agregar fruta como parte de la comida, lo que sin duda nos ayudará a cumplir con los requerimientos del cuerpo, haciéndonos sentir mejor y con más energía por el resto del día. No obstante y aunque todas las frutas son excelentes debido a sus propiedades únicas, podemos destacar algunas que son más ideales para consumir en la mañana, debido a la inmensa cantidad de nutrientes y por ende, de beneficios que nos aportarán.

1. Kiwi

Cuando se trata de consumir vitamina C, el kiwi es la mejor opción, ya que se sabe que esta fruta puede aportar incluso el doble de esta vitamina en comparación con los cítricos. Además de ello, cuenta con grandes cantidades de fibra, lo que nos ayudará a alcanzar una sensación de saciedad mucho más rápida y por un tiempo más prolongado.

El kiwi, al estar compuesto en su mayoría por agua, aporta aproximadamente unas 50 calorías por cada pieza de tamaño promedio.

2. Mazanas

Bien dicen por ahí que “una manzana al día nos aleja del doctor”, y como no, si las propiedades de este fruto son excelentes para mejorar las defensas del cuerpo, al mismo tiempo que nos puede ayudar a adelgazar debido a las altas cantidades de fibra que contiene.

Entre sus principales ventajas podemos destacar su versatilidad para la cocina, es decir, que puede prepararse de cientos de formas para no acabar aburridos consumiéndola todos los días. Ya sea que te al comas por sí sola o en rodajas acompañada con canela o chile y limón para potenciar el efecto quemagrasas a lo largo del día.

3. Cítricos

Los cítricos no deben hacer falta en ninguna dieta, ya que además de su aporte de vitamina C, también contienen grandes cantidades de fibra y son bajas en calorías, resultando en opciones excelentes para incluir en una dieta de adelgazamiento.

Los cítricos más recomendables para ingerir en la primera comida de la mañana son el pomelo, las naranjas o el limón.

4. Sandía

La sandía, a pesar de que contiene grandes cantidades de azúcar, también aporta mucha fibra, por lo que podemos incluirla en nuestros desayunos sin ningún tipo de problema o miedo a romper la dieta. Se trata de un alimento diurético que nos ayudará a expulsar todas las toxinas acumuladas en el cuerpo, mejorando las defensas del sistema inmunológico y haciendo que el proceso de quema de grasas sea mucho más efectivo.

5. Fresas

A pesar de que su sabor resulta algo peculiar debido a la acidez que contiene, se ha demostrado que las fresas aportan muchísimos beneficios para el organismo. Algunos de los más destacables son su bajo contenido calórico, siendo que en cien gramos de fresas estaremos consumiendo aproximadamente unas 33 calorías.

La versatilidad de las fresas es tal que podemos acompañarlas con unos hotcakes de avena, en smoothies o incluso añadirlas al batido de proteínas para potenciar el sabor y darse un buen gusto post-entrenamiento.

6. Frutos rojos y frutos del bosque

Ciertamente las fresas podrían incluirse dentro de esta categoría, pero dejando eso atrás, la razón por la que los frutos rojos del bosque son tan recomendados es debido a que contienen cantidades exuberantes de antioxidantes que difícilmente encontraremos en los productos comúnes del desayuno.

Al igual que las fresas van bien como complemento de recetas más complejas o para preparar batidos que sin duda nos ayudarán a alcanzar nuestros resultados de forma más óptima.

7. Melón

Al igual que la sandía, el melón puede ser un poco alto en fructosa, no obstante, debemos tener en cuenta que la cantidad de fibra que nos aporta también es elevada. De la misma forma, contiene antioxidantes y otros minerales necesarios para el correcto funcionamiento del organismo.

Una de las grandes ventajas del melón es que aporta únicamente 60 calorías en una porción de 177 gramos, por lo que funciona como un alimento excelente para incluir en nuestras dietas para adelgazar.

8. Plátanos

Dieta PlatanoLos plátanos pueden aportar un número de calorías más elevado en comparación a las otras frutas ya mencionadas anteriormente, no obstante, es ideal para consumir por las mañanas, sobre todo si nos espera un día ajetreado, lleno de actividad. No en vano es que se trata de uno de los alimentos favoritos para los deportistas que están bajo entrenamiento constante, pues aporta energía a corto plazo, así como otros nutrientes (el potasio, por ejemplo) que mejoran el desempeño deportivo, previniendo lesiones y/o calambres.

9. Peras

La pera también es excelente para incluir en un desayuno balanceado. Aporta diferentes nutrientes como vitamina C y E, además de potasio. También cuenta con grandes cantidades de fibra, y al igual que otras frutas, es excelente para adelgazar ya que sólo contiene 80 calorías por cada pieza de 150 gramos.

10. Aguacates

Por último, pero no menos importante, los aguacates no podrían hacer falta en una desayuno balanceado. Esto se debe a que además de fibra, también son ricos en grasas saludables como el Omega 3, lo que nos ayudará a tener un sistema cardiovascular mucho más sano.

Entre otros de sus beneficios es que contiene el doble de potasio que un plátano y resulta muy versátil para incluir en casi cualquier preparación. No obstante, debido a que su contenido de grasas es elevado, debemos tener cuidado con su consumo, ya que el aporte calórico en 100 gramos puede ascender hasta las 160.

¿Tienes alguna duda o comentario? Expertos lo responderán en las próximas 24 horas.

Escribe aquí tu duda o comentario....

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.