Image Image Image Image Image

December 22, 2014

Scroll to top

Ir arriba

No hay comentarios

Flexión de tronco al frente o buenos días

Good Mornings

No es mentira que a día de hoy los músculos de las piernas suelen ser olvidados, especialmente por los principiantes, al momento de estructurar una rutina de entrenamiento. Sin embargo, hay que tener en cuenta que un buen trabajo de piernas no sólo ayuda en el tema estético, sino que además proporciona esa movilidad y fortalece extra que reduce el riesgo de padecer desequilibrios musculares en situaciones particulares.

Las flexiones de tronco al frente (o en posición “buenos días”), te ayudará a solventar estos problemas, ya que podrás incluirlo en tus rutinas desde las primeras semanas, ya que no requiere de algún entrenamiento previo para llevarlas a cabo.

Técnica de ejecución para flexión de tronco al frente.

Para este ejercicio necesitarás una barra y a partir de ahí tomar la posición inicial.

  1. Colocarse de pie con los pies separados a lo ancho de los hombros. Tomar la barra con las manos de manera que las palmas apunten hacia arriba, y llevarla hacia atrás de la cabeza, apoyándola sobre los trapecios o poco más abajo, entre el cuello y las escápulas.
  2. Inspirar y seguidamente, flexionar el tronco hacia adelante, de manera que el cuerpo simule las elegantes reverencias de saludo que todos conocemos. El torso debe permanecer horizontal y la espalda completamente recta, sin olvidarse de realizar una pequeña flexión con las rodillas.
  3. Espirar y regresar a la posición inicial en movimientos controlados.

Si tienes dificultades para realizar el ejercicio, puedes probar flexionando la rodilla un poco más para un trabajo más cómodo.

Músculos implicados en el ejercicio

Con las flexiones de tronco al frente se solicita el trabajo del glúteo mayor y los músculos espinosos, haciendo énfasis en los femorales o isquiotibiales que se estiran y contraen durante el ejercicio.

Destacar que, se trata de un entrenamiento ideal para la parte posterior de los muslos, permitiendo una correcta movilidad de la pelvis, la cadera y las piernas en general.

Consejos a tomar en cuenta y errores cometidos con mayor frecuencia

  • Curvar la espalda al momento de flexionar el tronco incrementa los riesgos de sufrir algún tipo de lesión. Para evitar esto, es importante mantener la cabeza con la vista al frente y evitar que el tronco se flexiones a un ángulo mayor a 90°.
  • Por último, recuerda que al intentar cargar un peso mayor al que puede levantarse cómodamente, se evita el estiramiento y no se logra la sensación de contracción de los isquiotibiales.
Deja tu duda o comentarios