Image Image Image Image Image

December 18, 2014

Scroll to top

Ir arriba

No hay comentarios

Elevación de talones de pie

Guía detallada para: Elevación de los talones en máquina

Excelente para la musculación del tren inferior del cuerpo. Sencillo de realizar, pero a la vez algo complejo para los primerizos. Conoce más sobre la realización de elevación de talones, en máquina.

Técnica de ejecución de elevación de talones, en máquina

Primeramente, ajustar el peso a levantar en la máquina. A continuación, situarse sobre la misma con ambos pies sobre la plataforma, procurando mantener los hombros hasta las partes forradas y las manos sobre aquellas, teniendo también en cuenta que las rodillas deben estar ligeramente extendidas.

Acto seguido, extender los pies, procurando que estos esten relajados y que el peso cargado con los hombros sea soportable. Elevar los talones e impulsar el cuerpo hacia arriba con los pies. En todo momento, la espalda debe permanecer recta y el movimiento del cuerpo debe ser únicamente por la extensión de los pies.

Regresar lentamente a la posición original de manera suave.

Músculos implicados en el ejercicio

Con esto, se trabajan los músculos del tren inferior, principalmente, las piernas, en donde el sóleo y los gemelos interno y externo cobran gran importancia, por lo que el tríceps sural se ve ampliamente beneficiado.

Con la flexión de las rodillas durante la elevación, gran parte del esfuerzo se desplaza hasta el sóleo; mientras que si las puntas de los pies se colocan hacia adentro o hacia afuera, se involucra en mayor medida los gemelos internos o externos, respectivamente.

Músculos implicados

Consejos y errores que se cometen con más frecuencia

  • Procurar flexionar y extender completamente la planta de los pies para permitir que los músculos se estiren y contraigan con facilidad. Las manos deben estar por encima de los cojines para que todo el esfuerzo se centre únicamente en el tren inferior.
  • Es importante no hacer el trabajo con zonas incorrectas, por lo que debe mantenerse una postura firme, de manera que el cuerpo solo se mueva con la elevación y caída de los talones.
  • Los talones deben bajar con lentitud y hacer pequeñas pausas entre cada elevación para evitar un efecto de rebote indeseable que no permita aprovechar toda la efectividad del ejercicio.
Deja tu duda o comentarios