Inicio » GYM » Yoga » Ejercicios de Yoga para aliviar dolores de cuello
Yoga

Ejercicios de Yoga para aliviar dolores de cuello

Con estos ejercicios de yoga, podemos aliviar los dolores de cuello rápidamente y sin gastar mucho tiempo y dinero.

Ya sea por una mala postura durante el trabajo de oficina o al caminar, por una mala posición al dormir o algún movimiento errado a la hora de entrenar, los dolores de cuello suelen manifestarse repentinamente y en la mayoría de los casos, suelen interferir demasiado en el resto de nuestras actividades diarias.

Para fortuna de muchos sin embargo, es que no necesariamente debemos acudir con el médico o fisioterapeuta para aliviar dichas molestias, sino que con ciertos ejercicios de yoga, podemos aliviar los dolores de cuello rápidamente y sin gastar mucho tiempo y dinero.

Prasarita Padottanasana C

Parasito, prasatiro, parasita, o como lo hayas intentado pronunciar a la primera lectura, es un ejercicio bastante fiable. Consiste en situarse en el suelo sobre una alfombra, manteniendo las piernas separadas una de otra, a un metro de distancia, y abriendo los talones hacia afuera, para que las puntas de los pies queden apuntando hacia adentro.
Una vez conseguido esto, toca llevar los brazos detras de las espalda y tomarse las manos fuertemente, hasta inclinarse hacia adelante, dejando que los brazos caigan en la misa posición. Tras lograr el equilibrio perfecto de esta postura, mantenerse de la misma forma por el tiempo que tomen 5 respiraciones profundas.

Balasana

Arrodillarse sobre una colchoneta con las rodillas abiertas a lo ancho de las caderas, intentando tocar la colchoneta con la parte superior de los dedos de los pies. Enseguida, respirar profundamente y al momento de exhalar, doblar el tronco hacia adelante para apoyar el pecho sobre las rodillas, tratando de alargar el cuello y la columna vertabral, gracias al distanciamiento de las costillas, del coxis, consiguiendo que la cabeza se separe más de los hombros.

Posteriormente, descansar los braozs delante de los hombros, sobre el suelo, manteniendo las palmas hacia arriba, y conservando la misma posición durante 5 respiraciones profundas.

Bitilasana (vaca) a Marjarysana (gato)

Sobre una colchoneta, y estando en posición de cuatro partas, estirar lo más que se pueda los músculos de la espalda y el cuello al ritmo que se inhala y exala aire. Es ideal mantener los hombros descansados obre las muñecas, inciando con la posición de la vaca, manteniendo la espalda en posición recta y con los abdominales apretados.

Al momento de inhalar, arquear la espalda y relajar el vientre. Seguidamente, levantar la cabeza y el coxis hacia arriba sin poner presión sobre el cuello. Cuando haya llegado la hora de exhalar, empezar con la posición de gato, permitiendo que la espalda se redondee hacia arriba, haciedo un esfuerzo mayor en el abdomen. Para terminar, inclinar la barbilla hacia el pecho.

Una vez concluida esta posición, volver a repetir todo desde el inicio y continuando hasta realizar diez repeticiones de cada posición.

¿Tienes alguna duda o comentario? Expertos lo responderán en las próximas 24 horas.

Escribe aquí tu duda o comentario....

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.