Inicio » Nutrición » ¿Ayuno intermitente? Estos son los cinco errores más comunes que debes evitar
Nutrición

¿Ayuno intermitente? Estos son los cinco errores más comunes que debes evitar

El ayuno intermitente no es una dieta, sino un patrón alimentario el cual tiene beneficios para el organismo como lo pueden ser la pérdida de grasa corporal.

ayuno-intermitente

El ayuno intermitente, un tema del que hemos hablado mucho en las últimas semanas, se refiere a un método de alimentación que consiste en, como su nombre lo indica, realizar un ayuno diario que puede variar desde las 12 hasta las 48 horas con tal de obtener diferentes beneficios para el organismo como lo pueden ser la pérdida de grasa corporal, los equilibrios hormonales, la mejora en los hábitos alimenticios, entre muchos más. Si no lo has leído, puedes leer nuestro artículo sobre los 10 beneficios del ayuno intermitente para saber más acerca del tema.

Debes tener en cuenta que el ayuno intermitente no es un tipo de dieta, sino más bien un estilo de vida con el que conseguir los resultados deseados puedan obtenerse de manera más rápida, entre otros beneficios ya destacados más arriba. No obstante, al ser un estilo en el que marco de alimentación está regido por pequeñas horas, comparados a las largas horas de ayuno que se tienen, se requiere de mucha disciplina y planificación para llevarse a cabo de manera óptima.

Incluso para las personas que acostumbran a llevar dietas equilibradas puede resultar difícil seguir un estilo de vida acompañado del ayuno intermitente, sin embargo, se puede lograr con el esfuerzo necesario, así que con el fin de que puedas llevar con éxito este tipo de alimentación, a continuación te comentamos cuáles son los 5 errores más frecuentes que debes evitar si planeas seguir una dieta a base del ayuno intermitente.

1. Ponerse metas irreales

El ayuno intermitente puede considerarse como parte de tu plan de transformación del cuerpo, y como sabemos, este es un proceso que requiere de grandes pilares psicológicos que debemos superar, tales como la fuerza de voluntad, disciplina y mucha perseverancia.

Si ya has leído nuestro artículo acerca de las bases del ayuno intermitente, deberás saber que existen diferentes esquemas para llevarlo a cabo, tales como el 12/12, 16/8, el de 24 y el de 48 horas. Dado a que en los últimos años se nos ha enseñado que debemos estar comiendo cada cierto período corto de tiempo, dejar de hacerlo durante tantas horas puede resultar extremadamente difícil, así que ponerse a pensar en hacer un ayuno de 24 o 48 horas resulta simplemente imposible al inicio.

Lo más recomendado para empezar es utilizar el esquema de 12/12, en donde las ocho horas de descanso nocturno pueden aprovecharse para cumplir con este reto. Es decir, puedes hacer tu última comida a las ocho de la noche y hacer la siguiente a las ocho de la mañana del día próximo.

Al paso de las semanas tu cuerpo comenzará a adaptarse a no estar comiendo de manera tan continua, por lo que te será más fácil pasar al plan 16/8. Un ejemplo de ello sería comer a las ocho de la noche y luego romper el ayuno a las doce del día siguiente.

2. Mala organización

Debido a que se trata de una manera de alimentarse que se debe adaptar al estilo de vida, es muy importante mantener una organización adecuada acerca de las horas en las que se consume la comida.

Si por ejemplo eres una persona que le gusta salir por la noches y aprovecha el tiempo para comer, entonces poco sentido tiene hacer las dos primeras comidas del día y luego no ingerir ningún tipo de alimento en las noches que es cuando por lo general la vida social se vuelve más activa. Si bien no está mal cuidarse y no probar comida durante las salidas, sí que puede resultar un gesto poco apreciable para quienes te acompañan.

3. Dieta inadecuada

varios tipos de dieta

Si bien se ha demostrado que con el ayuno intermitente se puede llevar a la pérdida de grasa, eso no quiere decir que puedes comer todo lo que deseas para conseguir resultados. Recuerda que tu régimen alimenticio es independiente del ayuno intermitente, así que si estás en un plan para perder grasas, entonces debes seguir un déficit calórico que en conjunto a este estilo de alimentación, te permitirá ganar mayores resultados.

Lo mismo sucede si piensas ganar músculo. Si entrenas con pesas y sientes que necesitas comer antes y después del ejercicio, entonces el ayuno intermitente no es para ti. Hay muchas personas que pueden entrenar en ayunas sin ningún tipo de problemas y que se esperan hasta su horario respectivo para ingerir su primer alimento, tampoco es que por dejar de comer antes o después de la rutina vayas a catabolizar, pues debes tener en cuenta que la síntesis de proteína se lleva a cabo hasta en 36 horas así que tus músculos están fuera de peligro. Por ejemplo, si entrenas a las ocho de la mañana, pero tu primera comida es hasta las doce, puedes tomarte el batido de proteínas incluso a la una de la tarde y no va a suceder nada negativo. No en vano, es que muchos atletas de fuerza es que practican el ayuno intermitente sin ningún inconveniente.

4. Falta de paciencia

Si bien este punto puede incluirse dentro del primero, hemos decidido hablar de ello aparte. Tal y como ya te mencionamos, la paciencia es uno de los principales pilares para poder seguir una alimentación basada en el ayuno intermitente, así que ojo con la siguiente información.

La adaptación para reducir el hambre y los antojos te pueden llevar de dos a tres semanas, así que durante este tiempo te será crucial mantener una fuerza de voluntad de hierro para no tirar todo por la borda y regresar a los mismos hábitos de siempre. Recuerda que los grandes esfuerzos vienen con grandes recompensas y si tener un cuerpo espectacular fuese tan fácil, entonces cualquiera pudiese tener uno, así que esfuérzate al máximo y ve por el éxito.

5. Falta de actividad física

Por mucho ayuno intermitente que realices o déficit calórico que te acompañe, recuerda que a la larga el cuerpo consigue adaptarse a las dificultades que le pongas, así que si quieres conseguir no sólo resultados, sino también una progresión con el paso de los años, debes hacer lo posible también para incluir una buena rutina de ejercicios a tu vida diaria.

Los entrenamientos son indispensables para que alcances tus objetivos más rápido, pero además de ello, para mantener un estado de salud óptimo. Recuerda no hacer sólo cardio, pues si bien es efectivo, hay ejercicios que resultan mucho más efectivos para la pérdida de grasa, tales como el HIIT o el levantamiento de pesas. Además como ya te decíamos, esto no sólo te ayudará a conseguir resultados más rápido, sino también a mantenerlos.

Y no te preocupes si no tienes tiempo para ir a un gimnasio, puedes practicar cualquier actividad en casa y como prueba de ello son las diferentes rutinas que tenemos en el blog con las que podrás quemar grasa y ganar masa muscular, incluso invirtiendo menos de una hora al día. Recuerda que todo lo demás son excusas, así que a darle con todo.

3 comentarios

Escribe aquí tu duda o comentario....

  • Yo si algo he aprendido es a no saltarme ninguna comida, y si estoy en la calle me llevo un tentempie en el bolso y lo como entre horas para no llegar famelica al almuerzo o la cena. He probado muchos pero ultimamente estoy comprando unas barritas q se llaman belladieta y que compro en el supermercado . Son de chocolate y estan buenisimas y… con pocas calorias!!

  • Hola!!!

    Me pueden ayudar con algunos ejemplos de que comer?? o en que cantidad??

    En mi caso estoy acostumbrado a comer alrededor de las 12 hrs o 13hrs y la ultima comida a las 20hrs (hay veces que hago una comida intermedia alrededor de las 16hrs).

    Saludos!!!

    • Bueno, pues debido a que el ayuno intermitente no es una dieta, puedes seguir una alimentación normal, aunque asegúrante de llegar a la demanda de todos tus macronutrientes sin excederte para no acumular grasa. La mañana puedes empezarla con un desayuno rico en proteínas y grasas saludables, me imagino que con ello ya puedes darte una idea acerca de qué comer. Si estás acostumbrado a las comidas intermedias, pues entonces lo mismo, proteínas y grasas, así como frutas y verduras para el tema de los mincronutrientes. Ya para la noche una vez más asegúrate de incluir proteínas y carbohidratos de bajo índice glucémico para tener energía en la mañana del día siguiente, lo que te vendrá de perlas si acostumbras a entrenar por las mañanas y quieres practicar el ayuno intermitente. Esto es lo que yo hago y al menos me ha funcionado bastante bien en la pérdida de grasa, y lo cierto es que sí he sentido una mayor fortaleza en los entrenamientos.

      Saludos!

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.