Inicio » Salud » Piel » Varices » Varices: Causas, sintomas y tratamientos
Varices

Varices: Causas, sintomas y tratamientos

Las venas varicosas, conocidas como varices, son venas hinchadas, provocadas por la aumulación anormal de sangre de las paredes de las venas superficiales.

Varices tratamientos

Las venas varicosas, comúnmente conocidas como varices, son venas hinchadas, provocadas por la aumulación anormal de sangre, que se debe a una debilidad (muy a menudo, genética) de las paredes de las venas superficiales. Dicha debilidad, ocasiona que las venas se hinchen fácilmente cuando una persona permanece de pie por mucho tiempo. Por lo general, suelen presentarse en las piernas, siendo las mujeres más susceptibles a padecerlas.

Causas

Hay tres razones principales que propician a la aparición de varices. Cuando se trata de varices primarias, es debido a los defectos congénitos en las válvulas responsables de hacer circular sangre hasta el corazón, por lo que si no funcionan adecuadamente, permiten que la sangre se acumule en las zonas remarcadas.

La Tromboflebitis es una enfermedad que se distingue por la creación de coágulos en la sangre, dificultando su circulación. En este caso, algunas situaciones como el reposo prolongado, desencadenan dichos coágulos.

Por último, el embarazo también es responsable de la hinchazón de la venas, sin embargo, estas tienden a desaparecer en un período de 2 o 3 semanas luego del parto.

Síntomas de varices

Muchos de los síntomas ocasionados por las varices suelen reducirse a los siguientes:

  • Venas agrandadas
  • Hinchazón de los tobillos
  • Dolor en las piernas
  • Sensación de picor en la parte inferior de la pierna y el tobillo, que al rascarse constantemente puede provocar rasguños o hemorragias.
  • Falta de estética.

Cuando las varices ya están desarrolladas, los síntomas pueden empeorar, llegando al grado de desarrollar dermatitis, flebitis o úlceras.

Varices causas

Diagnóstico

El diagnóstico de las varices suele ser sencillo, ya que se manifiestan de forma muy superficial, aunque los síntomas pueden presentarse antes de la aparición de estas. En casos como este, el médico debe palpar la pierna para determinar el origen de la molestia. Para evaluar el flujo sanguíneo, algunos médicos realizan radiografías o ecografías dúplex de la extremidad.

Tratamiento

Dado a que en primera instancia las varices no tienen cura, el tratamiento está enfocado a reducir los síntomas y evitar que el padecimiento se desarrolle aún más. Para ello, se recomienda a cada paciente evitar estar de pie durante mucho tiempo, mantener las piernas elevadas al descansar o dormir, así como usar calcetines elásticos que comprimen las venas, impidiendo la creación de estiramientos y heridas.

La cirugía puede tomarse como un método de último recurso, con el objetivo de extraer una cantidad considerable de dichas venas. Desafortunadamente, el proceso ocasiona cicatrices y no provoca que las varices dejen de desarrollarse en tiempos futuros.

También existe la escleroterapia, que consiste en inyectar una sustancia líquida para producir un tipo de flebitis inocuo. Teóricamente, la cicatrización del trombo obstruye la vena, por lo que si esto no sucede y el trombo se disuelve, la variz podría reabrirse.

2 comentarios

Escribe aquí tu duda o comentario....

  • Que tal, es la primera vez que estoy en esta web y todo está muy interesante. Tengo una dudas sobre éste tema, ¿las varices pueden ser hereditarias? ¿requieren tratamiento específico?

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.