Inicio » GYM » Tips & Trucos Fitness » 8 beneficios de saltar la cuerda
Tips & Trucos Fitness

8 beneficios de saltar la cuerda

Los beneficios que aporta a la salud son sorprendentes, por lo que hemos enlistado las 8 principales razones por las que deberías empezar a saltar la cuerda.

Ciertamente, el salto de cuerdas es una práctica muy subestimada y que debido a ello muy pocas veces suele ser utilizadas como un método de entrenamiento tan por deportistas aficionados como profesionales, a excepción de algunos como los que practican Box.

Sin embargo, saltar la cuerda implica más que un sólo ejercicio de entretenimiento que hacen los niños o para calentamiento de los boxeadores. Y es que a pesar de la facilidad con la que se realiza, los beneficios que aporta a la salud son sorprendentes, por lo que hemos enlistado las 8 principales razones por las que deberías empezar a saltar la cuerda en tu próxima rutina de entrenamiento.

1. Mejora la coordinación

Ciertamente, el salto de cuerdas puede ayudar a mejorar la coordinación de quien lo practica, ya que uno de los requisitos más importantes para hacer los movimientos adecuados es mantener una buena concentración en los pies. No se trata de clavar la vista y fijarse de que la cuerda no choque contra ellos, sino que es algo que el cerebro hacer por sí mismo de manera subconsciente.

La práctica continua de este deporte permite una mayor ligereza del cuerpo y mejor movimiento de los pies, por lo que puede ser excelente para atletas que realizan carreras con obstáculos al tener un movimiento más libre de las piernas.

Esto también afecta a todo el cuerpo en general, ya que permite movimientos más rápidos y ágiles, siendo la razón por la que los boxeadores tienden a saltar la cuerda durante sus entrenamientos.

2. Reduce la probabilidad de sufrir lesiones en los pies y tobillos

Podemos decir que el salto de cuerda fácilmente puede integrarse en un entreanmiento funcional, ya que ayuda a mejorar ciertos aspectos que son muy solicitados en otras actividades deportivas. Muchos atletas dedicados al básquetbol, tenis, fútbol, etc, son más propensos a sufrir de lesiones en los pies y los tobillos como consecuencia de realizar sprints para luego detenerse súbitamente y girar.

Y aquí es donde entra en juego el salto de cuerdas que puede ayudar a fortalecer los músculos que rodean la zona del tobillo, reduciendo la probabilidad de sufrir lesiones.

Existen estudios que confirman que realizar esta práctica a menudo permite que los deportistas puedan mantenerse parados sobre los plantares del pie por más tiempo, contrario a lo que se hace normalmente, que es apoyar todo el pie o los talones. Esto se debe a que durante el salto de cuerda permanecemos apoyados únicamente con los dedos de los pies.  A final de cuentas, esto resulta benéfico para los jugadores de tenis, que lograrán mantenerse sobre sus dedos de manera natural.

3. Mejora la densidad ósea

Un estudio realizado por la Universidad de Colorado, en Devender, llegó a la conclusión de que el mejor ejercicio para mejorar la densidad de los huesos es ir de abajo a arriba de un momento a otro, es decir: saltar. Esto fue concluido luego de que se estudiara la densidad ósea de personas mayores y atletas que habían (y no) realizado esta actividad con frecuencia.

Existen otros estudios hechos con ratones y que se llevaron a cabo en Japón y que fueron publicados en The New York Times que menciona que botar al menos 40 veces a la semana a la semana, mejora significativamente la fortaleza en los huesos luego de 24 semanas de práctica continua. Estas mejoras se mantuvieron con el tiempo saltando tan sólo entre 20 y 30 veces a la semana

4. Ayuda a quemar más calorías

Claramente, al tratarse de un ejercicio cardiovascular, es excelente para quemar calorías de manera inmediata. Al saltar la cuerda podemos llegar a utilizar hasta un total de 1300 calorías durante una hora seguida de actividad vigorosa. Claro, mantener este ritmo por dicha cantidad de tiempo resulta casi imposible hasta para los más preparados, sin embargo, esto no quiere decir que no sea ideal para la combustión de grasas.

Puesto de otra forma, el salto de cuerdas, durante 10 minutos, equivale a correr 1 milla (1.609 km) en 8 minutos, lo que sin duda se trata de un ejercicio muy desgastante.

5. Mejora la salud cardiovascular

Según el American College of Sports Medicine, saltar la cuerda es altamente recomendado para mejorar la condición aeróbica. Con el fin de mejorar la salud de los pulmones y el corazón, se establece como medida, realizar esta práctica cinco veces a la semana por entre 12 y 20 minutos en cada sesión.

6. Mejora la calidad al respirar

Tal y como ya se menciona en su respectivo artículo, respirar puede considerarse como todo un arte que debemos dominar, especialmente al realizar cualquier actividad física. Esto, como es de esperarse, nos ayudará a aumentar nuestro rendimiento, permitiendo realizar sesiones de entrenamiento mucho más intensas y por mayor tiempo, ya sea si estamos realizando algún deporte aeróbico o anaeróbico.

Con el fin de mejorar la salud del corazón y aumentar los niveles de stamina, podemos realizar saltos de cuerda de manera constante, lo que a su vez mejorará nuestra técnica de respiración.

Con esto, el resultado que obtenemos es claro; nuestros pulmones se hacen eficaces para trabajar con el aire disponible durante la práctica deportiva, reincidiendo en un mayor tiempo de ejercicio antes de llegar al fallo cardiovascular.

7. Mejora el control ante situaciones de estrés

Debido a las tareas que realizamos actualmente a lo largo de los días, es natural encontranos con el hecho de que nuestro cuerpo y cerebro trabajan al mismo tiempo, haciendo que las situaciones de estrés sean mucho más frecuentes de lo que imaginamos.

Los boxeadores que saltan la cuerda tienden a mantener la calma mientras se encuentran en el ring, cosa que resulta mucho más difícil para aquellos que no lo hacen. The Jump rope Institue atribuye esta cualidad a las funciones biomecánicas que se ven afectadas indirectamente con el salto de cuerda.

Esto se debe a que el ejercicio es considerado como un movimiento compuesto que combina otros movimientos circulares con un momentum angular. Al hacer esto, el cuerpo emula un movimiento de proyectil mientras que la cuerda se convierte en un volante dinámico que se apega a las leyes que gobiernan el movimiento de rotación.

Es en estos momento de sincronía y armonía de la coordinación de los músculos donde el cuerpo aprovecha los beneficios para desarrollar la habilidad en cuestión.

8. Es divertido

Y por último, quizás una de las razones más importantes para la mayoría de las personas, especialmente para aquellos que encuentran el deporte como una actividad meramente aburrida, el salto a la cuerda es completamente divertido, a diferencia de otras disciplinas cardiovasculares como el running que no suele ser muy atractivo por la “simpleza” del mismo.

El salto de cuerda puede ser realizado en cualquier momento, independientemente del clima ya que tampoco requiere de un gran espacio; con un área de 2×2 metros es más que suficiente para empezar y concluir cualquier rutina que tengamos en mente.

Además de ello, el uso de las cuerdas resulta tan versátil que podemos emplear múltiples movimientos para hacer la rutina más intensa, variada y por supuesto, divertida. ¡Que cada sesión suponga un verdadero reto!

¿Tienes alguna duda o comentario? Expertos lo responderán en las próximas 24 horas.

Escribe aquí tu duda o comentario....

Deja un comentario

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.