Inicio » Remedios Caseros » Cómo reducir los niveles de triglicéridos de manera natural
Remedios Caseros

Cómo reducir los niveles de triglicéridos de manera natural

Conoce algunas formas efectivas para reducir los niveles de triglicéridos en la sangre, que van desde cambiar tu alimentación por comida más sana y libre de grasas, hasta el uso de algunos remedios naturales que te mostrarán resultados en poco tiempo.

Ciertamente, tener los niveles altos de colesterol en la sangre, es sinónimo de llevar un estilo de vida poco saludable y que tiene como consecuencia la aparición de muchas enfermedades cardiovasculares que, a día de hoy, se posicionan como una de las principales causas de muerte en los países más desarrollados.

Por esa razón es que tener los niveles de colesterol a raya es una recomendación muy hablada entre los médicos, con el fin de mejorar la calidad de vida de sus pacientes.

La manera más efectiva para lograr eso es llevando una dieta balanceada en el que las grasas, especialmente las saturadas, tengan una poca incidencia dentro de la misma. Las personas que ya sufren de sobrepeso y obesidad por lo general, tienden a tener un perfil lipídico bastante malo, por lo que luchar contra el exceso de colesterol malo en la sangre, en un principio, sólo puede ser combatido a través de la regulación del peso corporal.

Cuando eso sucede, tanto el colesterol malo, como los triglicéridos suelen descender de forma significativa,al mismo tiempo que aumentan los niveles de HDL, también conocido como colesterol bueno y que es el que se encarga de eliminar los residuos de colesterol malo que se quedan atrapados en las paredes arteriales y que son las directas responsables del desarrollo de enfermedades como la ateroesclerosis.

Por supuesto, perder el exceso de grasa corporal sólo puede lograrse a través de una dieta hipocalórica, es decir, aquella en la que se consume un número menor de calorías a las que el cuerpo gasta diariamente. Sin embargo, hay que entender que en este caso, la dieta no debe basarse únicamente en el conteo de calorías que se comen y calorías que se usan, ya sea en el ejercicio o por la actividad basal, sino que para arrancar el problema de raíz, será necesario realizar cambios significativos en la manera que uno se alimenta; optando por el consumo de productos naturales ricos en fibras, nutrientes y aceites esenciales como las frutas, verduras, algunos pescados, huevos, avena, ctc.

Seguir una dieta baja en calorías, pero en el que la mayoría de estas provienen a través de productos procesados como refrescos embotellados, panes dulces, refritos, entre otros, de muy poco servirá para lograr resultados que de verdad importan.

Hay que puntualizar acerca del consumo de grasas en dietas específicas para reducir los triglicéridos. En este caso, debemos tener en cuenta la existencia de grasas buenas como de grasas malas. Claramente, nuestra prioridad es incrementar el consumo de las buenas, reduciendo o incluso evitando casi en su totalidad el de las grasas malas, pues a decir verdad, estas son necesarias para llevar algunas funciones vitales del organismo. No obstante, hay que recordar que lo ideal sería consumir un 2% de las calorías totales diarias a partir de las grasas malas.

¿Qué tipos de alimentos debemos evitar por su alto contenido en triglicéridos?

La lista de alimentos que debemos evitar cuando tenemos un alto nivel de triglicéridos en la sangre, es sin duda muy considerable, por lo que a la hora de hacer una selección más específica, podemos crear una clasificación de tres grupos y en base a sus características, guiarnos para saber si estos resultan buenos o no para nuestra salud.

Por lo general, este tipo de comidas suelen estar cargadas con grandes cantidades de calorías que entre otros problemas, contribuyen a la acumulación de grasa en el cuerpo y que a su vez, también elevan los niveles de colesterol malo y triglicéridos, haciendo que su consumo resulte en un círculo vicioso totalmente nocivo para el organismo.

  • Productos ricos en grasas saturadas: las grasas saturadas, tal y como se menciona más arriba, son el peor enemigo de nuestro sistema cardiovascular. Muchos de los productos que tienen un alto contenido de este compuesto se encuentran presentes en los aceites de origen animal como la piel del pollo, derivados de los lácteos enteros y la mantequilla.
  • Productos ricos en grasas trans: Las grasas trans han cobrado una gran popularidad a nivel mundial durante estos últimos años, aunque ciertamente, para mal. Y es que este tipo de lípidos se caracterizan porque se crean a partir de la solidificación de los aceites, añadiendo hidrógeno. El resultado es que se obtiene una materia grasa mucho más resistente y que se añade a los productos de consumo general para aumentar su tiempo de vida, mejorar su textura y sabor. A día de hoy, un gran número de productos contienen grasas trans, tales como la comida congelada, la bollería industrial y prácticamente cualquier aceite procesado que se utiliza en los puestos y restaurantes de comida rápida. El efecto más desgarrador que tienen sobre la salud es precisamente que contribuyen a aumentar los niveles de triglicéridos y de colesterol malo en la sangre, además de que se ha encontrado que las personas que consumen una mayor cantidad de este tipo de grasas, son más susceptibles a sufrir de ansiedad y depresión.
  • Productos ricos en azúcar: No es que el azúcar contenga grasa como tal, sino que más bien, el problema de este tipo de comida recae en que tienden a aportar grandes cantidades de calorías, propiciando a la acumulación de grasas. Además de ello, se ha sabe con mucha certeza que aumentar el consumo de azúcares incentiva la producción de la hormona insulina y que evita que las grasas puedan utilizarse como fuente de energía, al mismo tiempo que en grandes cantidades, conduce al desarrollo de la diabetes tipo 2.

Alimentos recomendados para reducir el nivel de triglicéridos

Además de seguir una dieta baja en calorías y comer de manera balanceada, podemos dar prioridad a ciertos alimentos que se sabe con certeza, nos ayudarán a reducir los niveles de triglicéridos.

De entrada, estos deben tener un bajo o de preferencia, nulo aporte de calorías provenientes a partir de azúcares y grasas malas. En segundo lugar, los mismos deben ser ricos en fibra y tener una alta concentración en grasas saludables. Planes alimenticios como la dieta cetogénica han probado ser sumamente efectivas para contrarrestar los problemas ocasionados por el exceso de grasa en el organismo.

Específicamente, debemos incluir algunos alimentos como:

  • Leches, yogures y helados deslactosados
  • Pescado: atún, salmón, caballa, sardinas
  • Pechuga de pollo o pavo
  • Jamón bajo en grasas
  • Aceite de oliva, aguacate, coco, canola
  • Frutos secos, en especial nueces, ciruelas pasas y albaricoques
  • Aguacates
  • Verduras, hortalizas
  • etc

No obstante, en caso de no llevar una dieta cetogénica, la variedad de alimentos a incluir se hace mucho más grande, pudiendo añadir algunos como:

  • Pastas integrales
  • Cereales enteros
  • Arroz integral
  • Frutas y hortalizas
  • Y en general, alimentos ricos en carbohidratos de bajo índice glucémico (compuestos)

Remedios para reducir los niveles de triglicéridos en la sangre

Además de la alimentación, siempre podemos contar con alguna ayuda externa que nos permita nivelar los niveles de triglicéridos de manera eficaz. Para este objetivo podemos recurrir al uso de medicamentos farmacéuticos que sin duda nos causarán un gran alivio desde las primeras toma, aunque con la desventaja de que estos no siempre son bien asimilados por el cuerpo, causando graves efectos secundarios), y sin mencionar que en la mayoría de las ocasiones resultan un gran desembolso de dinero.

Como solución a este problema, podemos optar por remedios caseros haciendo uso de hierbas medicinales fáciles de conseguir en cualquier tienda herbolista.

  • Cola de caballo: Esta planta se caracteriza por aportar una larga serie de beneficios para el cuerpo. En este caso, y gracias a su alto contenido en silicio, puede ayudarnos a regenerar las arterias de manera natural, trayendo como consecuencia una mayor fluidez del torrente sanguíneo al eliminar los desechos de grasas incrustados en las paredes arteriales. Para luchar contra este problema se recomienda tomar una infusión de cola de caballo, agregando de una a dos cucharadas pequeñas a cada preparación.
  • Diente de león: Se trata de otra planta medicinal ideal para mejorar la salud del organismo en general, ya que ayuda a depurar el hígado. Un hígado sano y sin mucho estrés es fundamental para eliminar todos los desechos del cuerpo que se contraen a través de una mala alimentación o incluso por el ambiente contaminado. Además de eso, al tener menor toxinas en el cuerpo, el sistema inmunológico se fortalece, haciéndonos fuertes a padecer enfermedades e infecciones por virus y bacterias. Lo recomendable sería beber una infusión de diente de león, agregando una o dos cucharadas del producto a una taza con agua caliente.
  • Ginkgo biloba: Se trata de una planta capaz de dilatar los capilares del cuerpo, pero además de ello, las venas y las arterias, mejorando así la circulación de la sangre, permitiendo el transporte de oxígeno y nutrientes y por consecuencia, reduciendo los desechos en las paredes arteriales. La dosis recomendada de ginkgo biloba es de una infusión al día con dos cucharadas por cada taza de agua.
  • Tilo: El tilo es otra planta que actúa como un poderoso hipotensor, además de que ayuda a prevenir los coágulos en la sangre al propiciar a la fluidez de esta. Beber una taza de tilo con dos cucharadas del producto en una taza de agua.

¿Tienes alguna duda o comentario? Expertos lo responderán en las próximas 24 horas.

Escribe aquí tu duda o comentario....

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.