Inicio » Salud » Embarazo » La verdad sobre las pruebas de embarazo caseras
Embarazo

La verdad sobre las pruebas de embarazo caseras

La verdad sobre las verdaderas pruebas caseras como la prueba del péndulo, del aceite, del sapo, etc. Son pruebas poco confiables.

pruebas de embarazo caseras
Los que actualmente solemos conocer como prueba de embarazo caseras, en realidad deberían ser llamados como pruebas químicos de embarazo, ya que para su eficacia necesitan de sustancias químicas que no solemos encontrar en casa bajo ninguna circunstancia. Sobre su validez a la hora de enseñar resultados no hay duda, sin embargo, es en las pruebas reales caseras donde se siembra la duda, cada vez con más fuerza debido a los métodos poco ortodoxos que suelen emplearse, y sobre todo por su desaprobación científica.

Quizás muchos hayan escuchado hablar sobre la prueba del péndulo, que consiste en colocar una aguja sujeta a un hilo que se suspende en el aire y que dependiendo de si se mueve o no significa un embarazo o lo contrario. En este tipo de métodos es evidente que no existe algún tipo de fundamento científico que compruebe la eficacia de esta prueba y que a pesar de haber “sido útil” en años pasados, se trata de nada más que coincidencias afortunadas para las creencias de nuestros antepasados que se aferraban a las mismas.

De la misma forma se han llegado a aplicar métodos más peculiares como la prueba del sapo. Básicamente consiste en depositar cierta cantidad de orina de la mujer sobre la piel del sapo, esperando que se torne amarilla para tener un resultado positivo. La verdad es que este tipo de eventos no suelen ocurrir, y de hecho resulta hasta peligroso, ya que los sapos al sentirse amenazados tienden a orinar sobre los ojos de agresores, desencadenando efectos poco favorables inmediatos.

La prueba del aceite tampoco se ha probado científicamente, y aunque si bien es cierto que la orina es en donde se encuentra una gran cantidad de hormonas que solamente aparecen durante el embarazo, el hecho de que se manifiesten capas de partículas sobre el aceite depende más de factores meteorlógicos de ubicación, que de reacciones químicas relacionadas con la gonadotropina interactuando con el aceite.

Finalmente, como ya lo mencionábamos en artículos previos, dichos métodos aunque en su tiempo lograron mostrar cierta “validez”, a día de hoy ya no resultan ser tan confiables y a pesar que se siguen utilizando, se recomienda hacerlo únicamente como medidas rápidas, y que los resultados definitivos deberían ser confirmados por el médico correspondiente para tomar las medidas necesarias en caso de un embarazo.

¿Tienes alguna duda o comentario? Expertos lo responderán en las próximas 24 horas.

Escribe aquí tu duda o comentario....

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.