Inicio » GYM » Tips & Trucos Fitness » 5 deportes más efectivos para ponerte en forma
Tips & Trucos Fitness

5 deportes más efectivos para ponerte en forma

La salud es un tema delicado que debemos tener en cuenta en cualquier etapa de nuestra vida. Lamentablemente, y, debido al ajetreado estilo de vida en el que nos desenvolvemos en la actualidad, parece que esta ha pasado a formar parte de un segundo plano, dando prioridad a otros aspectos más superficiales como el dinero o el entretenimiento.

Esto ha acarreado a que por ejemplo, se desarrollen con facilidad muchas enfermedades que ya no sólo son un mero caso aislado o que se pueda controlar con un par de campañas a corto plazo. La obesidad es una de ellas, y tal como ya hemos comentado en diferentes artículos, se ha convertido en un verdadero problema; una epidemia que acaba con la vida de millones de personas en el mundo de forma paulatina y silenciosa.

La comida chatarra como los refrescos embotellados, la bollería industrial, los “alimentos” ultraprocesados y prácticamente casi cualquier producto de la industria alimentaria atentan gravemente con nuestra salud, ya que contienen cantidades frívolas de colorantes y saborizantes, así como sodio y carbohidratos refinados que a diferencia de otros macronutrientes, son sumamente fáciles de producir y a un costo mucho más económico.

Pero, sin embargo, este problema no tiene origen a partir una sola raíz, pues sumado a ello, está el factor “sedentarismo”. Y es que la mayoría de las personas, por tener que lidiar con el estrés diariamente, se ven forzadas a buscar un camino de relajación mucho más fácil y poco doloroso como simplemente mantenerse en el sofá viendo un par de películas o jugando videojuegos, a realizar alguna actividad que no sólo les aporte esa liberación metal que tanto anhelan, sino que al mismo tiempo, les ayudará a tener un cuerpo mucho más fuerte, resistente y ágil.

Las razones por las que la mayoría de las personas prefieren no hacer deporte, son muchas; aunque siendo honestos, por lo general no son más que excusas para simplemente no salir de esa zona de confort que se encuentra en la sala de la casa. No obstante, lo cierto es que la falta de información (a pesar de la facilidad de acceso a ella que tenemos con el internet) es otro factor a tener en cuenta.

Escoger una disciplina en la cual poner todo el empeño y dedicación de uno mismo no es cosa fácil, en especial cuando se persigue un objetivo tan complicado como lo es mejorar la salud y la estética del cuerpo; más aún cuando ahí afuera hay una oferta deportiva tan grande que cuesta mucho decidirse por una en concreto, pues aquellos que jamás han practicado algún deporte en su vida, no se irán simplemente por el que más les guste, sino por aquél en el que encontrarán resultados “más fáciles”. Pero vamos, que en esto no hay nada fácil.

Sin embargo, el hecho de que esto sea así no quiere decir que el camino hacia la meta debe ser tortuoso y decadente, de hecho, hay algunas disciplinas que se caracterizan por hacer que lograr un objetivo como este sea, en palabras más adecuadas: optimizado.

La ciencia nos lo ha demostrado y para ello se ha realizado un estudio liderado por I-Min Lee, profesora del departamento de epidemiología de la Universidad de Harvard en el que pudieron determinar cuáles son las 5 disciplinas deportivas que podemos realizar para mejorar nuestra salud en un tiempo relativamente más rápido, debido a que integran movimientos con los que se ponen en marcha el trabajo de diferentes músculos del cuerpo, además aumentar el VO2 máx (capacidad pulmonar) para realizar un trabajo mucho más completo.

1. Natación

No cabe duda que la natación es un ejercicio bastante completo, razón por la que ocupa el primer puesto dentro de la lista de la Universidad de Harvard. Y es que con este deporte no sólo se pone a prueba la capacidad pulmonar, pues al ser un ejercicio aeróbico, también mejora el estado de salud del sistema cardiovascular.

Pero ahí no acaban los beneficios de esta disciplina, puesto que la natación, ya sea en el estilo clásico o en cualquiera de sus variantes, se involucran prácticamente todas las cadenas musculares del cuerpo para permitir el libre movimiento del mismo dentro del agua, así como mantenernos a flote. Los músculos del core y de la espalda tienen una mayor incidencia a la hora de llevar a cabo nuestras sesiones, siendo esto excelente para tener una mejor higiene postural, mayor equilibrio y una coordinación más destacable.

Además de ello, al ser un ejercicio que se realiza exclusivamente en el agua, permite hacer un trabajo con resistencia y sin impacto, por lo que no daña las articulaciones.

Practicar esta disciplina con regularidad, eventualmente nos llevará a una pérdida de grasa, además de mejorar varios aspectos del cuerpo que le harán más fuerte, ágil y resistente.

2. Tai Chi

El Tai Chi, aunque no es un deporte muy popular dentro de la comunidad occidental, lo cierto es que es verdaderamente efectivo para poner no sólo nuestro cuerpo físico en forma, sino también para pulir nuestra mente hacia un nivel de consciencia mucho más alto.

Se trata de un arte marcial chino que ha perdurado a través de los siglos, siendo que hoy en día es bastante conocido en su país de origen y territorios aledaños, aunque ciertamente, en el resto del mundo también se le está tomando cada vez más importancia. Tanto es así que incluso hoy en día ya forma parte de varias competencias internacionales.

Con el Tai Chi se busca mejorar el control propio del cuerpo, logrando un mayor equilibrio y consciencia de uno mismo en el espacio, así como el control de la respiración profunda y la coordinación, entre otros aspectos. La disciplina también resulta bastante versatil, pues esta puede practicarse por sí sóla o enfrentando a un rival. En algunas ocasiones es posible hacer uso de armas que van desde abanicos hasta sables chinos.

La práctica del Tai Chi se enfoca en el conocimiento de diferentes formas o secuencias de movimiento que determinadas por una cantidad específica de número de posturas que se van uniendo de manera fluida, algo muy similar al Yoga cuando se realizan las diferentes secuencias a través de múltiples asanas o posturas.

Realizar sesiones frecuentes de esta disciplina nos ayudará a mejorar nuestros niveles de concentración, pues se utiliza como un medio de meditación en movimiento para que nuestro enfoque en el aquí y ahora sea más certero.

3. Los entrenamientos de fuerza

Como no podría ser de otra forma, el entrenamiento de fuerza es, en lo personal, la mejor manera para poner el cuerpo al 100%. Y es que esta disciplina es tan versátil que puede llevarse a capo por cualquier persona sin importar el sexo, la edad o el objetivo que se tiene en mente.

Aunque hoy en día, esta disciplina se utiliza más con fines estéticos, lo cierto es que los beneficios que aporta a la salud son tan grandes que resulta imposible pasarlos por alto, incluso si nuestro único interés el culturismo. Esto se debe a que tener una mayor cantidad de masa muscular (de calidad) nos hará más fuertes y ágiles, permitiéndonos desarrollar habilidades que nos serán de gran ayuda para el día a día.

La manera de realizar entrenamientos de fuerza varía de persona a persona, algunos prefieren ponerse a prueba utilizando su propio peso corporal como la base de toda rutina (calistenia), mientras que otros hacen el uso de cargas externas para mejorar, ya sea a través de disciplinas como el levantamiento de pesas, la halterofilia o incluso el crossfit que también tiene un enfoque en los ejercicios con cardio.

La versatilidad de los entrenamientos con pesas, así como los beneficios que aportan, le hacen imprescindible para cualquier personas deportista, ya sea amateúr o profesional. Tanto un nadador, como un corredor o un futbolista podrán mejorar su rendimiento si levantan pesas de manera regular, siendo ya esto, un fuerte indicio para que empecemos a practicar tan pronto como sea posible.

Actualmente, podríamos decir que los entrenamientos fuerza son los más populares dentro del comunidad del fitness. Estos pueden llevarse a cabo en los gimnasios, al aire libre en parques con barras o incluso en casa, improvisando algunos materiales para que no haya ningún tipo de pretexto, especialmente para aquellos que dicen no tener dinero para pagar un gimnasio o tiempo para acudir a alguno.

Su popularidad es tal que pueden encontrarse una gran cantidad de aplicaciones y otros sitios web que diseñan rutinas personalizadas para cada persona, según sus objetivos y características físicas a precios verdaderamente asequibles.

4. Caminata

En esta lista no podría hacer falta el deporte por excelencia que hemos practicado a lo largo de los años con la evolución del hombre: la caminata. Y es que esta, aunque no puede considerarse como un deporte en sí (a menos que hablemos sobre la competencia atlética, caminata de calle), vaya que realizarla de forma frecuente y en tiempos prolongados puede ayudarnos a alcanzar grandes beneficios para mejorar nuestra calidad de vida.

Los expertos recomienda realizar 10 mil pasos diariamente, aunque esta es una cifra bastante simbólica y que por tanto, puede variar de persona en persona, pues incluso algunos podrán empezar a notar beneficios realizando únicamente entre 7 y 8 mil pasos al día.

Este es un deporte que todos pueden realizar sin problema alguno, ya que no supone un fuerte impacto para las articulaciones, además de que tampoco requiere de una gran capacidad pulmonar para sostener carreras largas.

Con el fin de mejorar día a día, podemos optar por diseñar diferentes estrategias en las que vayamos recorriendo distancias cada vez más largas, o bien, recorriendo las mismas distancias en tiempos menores. Eso sí, sin importar el reto, es muy importante llevar a cabo las carreras con una técnica adecuada para mejorar nuestra higiene postural y poder aprovechar todos sus beneficios.

Una de sus ventajas es sin duda que la caminata se puede llevar a cabo en compañía o con una buena lista de reproducción en el teléfono móvil.

5. Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel se enfocan en trabajar la musculatura del suelo pélvico, por lo que a pesar de que cualquier persona puede practicarlos y gozar de todos las ventajas que nos aporta, son las mamás recientes las que mayores beneficios les sacan, pues les permite recuperar el tono muscular de la zona, post-parto.

En general, los hombres y las mujeres que practican con estos ejercicios ven mejorados su vida sexual, el control de la micción y la salud en general. Los runners por su parte, que tienden a sufrir lesiones en esta zona del cuerpo, también fortalecerán esta zona, disminuyendo el riesgo de daño durante las carreras largas.

Una de las grandes ventajas de los ejercicios de KEgel es que se pueden realizar en cualquier sitio. Sin embargo, lo más recomendable es llevarlos a cabo en lugares tranquilos y en momentos oportunos para favorecer la concentración.

¿Que tipo de entrenamiento es el que más se adapta a ti?

¿Tienes alguna duda o comentario? Expertos lo responderán en las próximas 24 horas.

Escribe aquí tu duda o comentario....

Deja un comentario

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.