Inicio » GYM » Suplementos GYM » Levocarnitina para perder grasa, ¿en verdad funciona?
Suplementos GYM

Levocarnitina para perder grasa, ¿en verdad funciona?

La Levocarnitina, generalmente conocida como L-Carnitina es un aminoácido semi-esencial que por tanto, puede sintetizarse en el hígado, los riñones y el cerebro a partir de dos aminoácidos esenciales como la lisina y la metionina. Su función es la de transportar los ácidos grasos hasta las mitocondrias de manera que estos puedan ser utilizados como fuentes de energía para el cuerpo.

Gracias a esta característica en especial, muchas personas son las que recurren a la suplementación de esta sustancia para poder perder grasa en complemento con una dieta balanceada. Sobre si la suplementación con levocarnitina es efectiva o no para este propósito es un tema que aún se debate dentro de la comunidad fitness, no obstante, a continuación vamos a analizar a profundidad cómo es que nos puede ayudar para alcanzar nuestras metas, basándanos en lo que las ciencia nos dice.

¿Qué es la Levocarnitina?

La Levocarnitina, tal como ya menciona más adelante es una molécula formada a partir de ácidos esenciales en nuestro propio organismo. Debido a su naturaleza hecha a base de aminoácidos, la levocarnitina puede encontrarse en alimentos como la carne.

Su función principal es la de transportar las células grasas hasta las mitocondrias para que puedan ser utilizadas como fuente de energía. Esto quiere decir que, por ejemplo, una vez las reservas de glucógeno han sido utilizadas, la levocarnitina entra en acción para que la grasa acumulada en el cuerpo comience a ser oxidada, por lo que a simple vista podríamos decir que llevar una suplementación a base de la misma nos servirá para que el proceso de adelgazamiento mucho más llevadero.

Sin embargo, es importante destacar que esta no es la única función que la levocarnitina tiene en el cuerpo, por lo que antes de recurrir a una suplementación a partir de ella debemos conocer todos sus aspectos con el fin de deducir si esta es adecuada o no para nuestros objetivos y necesidades del cuerpo:

  • Ayuda a reducir el catabolismo muscular que se produce generalmente por la falta de ejercicio físico o por seguir dietas para la definición muscular o extremadamente bajas en calorías como las dietas anabólicas. En otras palabras, la l-carnitina funciona como un potente anti-catabólico (que no es lo mismo que ser un componente anabólico).
  • Algunos estudios han demostrado que la molécula es excelente para atletas que practican deportes de resistencia como el running y el ciclismo, ya que mejora la capacidad máxima del VO2 al permitir al cuerpo utilizar el oxígeno con mayor eficiencia para producir una mayor energía.
  • La L-carnitina es excelente para un pronta recuperación muscular luego de una dura sesión de entrenamientos con cargas, al mismo tiempo que reduce el daño muscular, por lo que se puede trabajar con más eficiencia antes de que los efectos de la fatiga se presenten.
  • Propicia a un mayor metabolismo de los carbohidratos especialmente en actividades aeróbicas, incidiendo en una mayor quema de grasas.

Beneficios de la L-Carnitina

Gracias a los estudios más reciente se ha notado un incremento significativo en el consumo de suplementos hechos a base de L-Carnitina por parte de los deportistas de alto rendimiento. La facilidad con la que puede conseguirse en farmacias especializdaas, herbolarias y tiendas deportivas también ha contribuido a que la fama de esta sustancia vaya en aumento.

Aunque la mayoría de las personas ve a su incidencia en la pérdida de grasa como su mejor característica, hay que tener en cuenta que cuando se complementa con una rutina deportiva, independientemente del objetivo que se tenga en cuenta, la L-carnitina nos ayudará a tener una recuperación más pronta y eficiente, además de que aportará una mayor estimulación en la ganancia de masa muscular al retrasar los efectos de la fatiga, al mismo tiempo que mejora la producción de energía.

A pesar de los grandes beneficios que la L-Carnitina puede aportar al organismo, debemos tener en consideración que este no es un producto mágico, sino un suplemento y tal como su nombre lo indica, su función es la de suplementar otros aspectos que se involucran en nuestro proceso de transformación. Dicho con otras palabras, la L-carnitina sólo puede ser efectiva cuando se acompaña de una dieta completamente personalizada a nuestras necesidades, además de un plan de entrenamiento diseñado de manera individual.

Consumir suplementos de carnitina y aún así llevar una dieta con 500 calorías extras diarias sólo nos llevará a acumular más grasa, aún a pesar de las propiedades que desarrolla en el cuerpo.

Desventajas de la L-Carnitina

Sin embargo, los mismos estudios han demostrado que la suplementación con L-carnitina propicia al desarrollo de ciertos efectos secundarios que pueden intervenir con nuestras actividades del día a día, por lo que tenerlos en cuenta puede ser de gran ayuda para prevenirlos y tratarlos más eficacia, permitiendo que estos no interfieran con la calidad de vida a la que estamos acostumbrados

Además de tales efectos secundarios también podemos hacer mención sobre una de las principales desventajas que la suplementación nos trae, y es que para empezar a ver los resultados de la misma debemos esperar alrededor de 6 meses para que se empiecen a notar los primeros cambios verdaderos.

Las contraindicaciones en torno al consumo de esta sustancia son casi nulas, por lo que únicamente debe ser un tema de preocupación para personas tienen una alta sensibilidad a cualquiera de los componentes que incluye. Por otra parte, también debe ser evitada por personas que sufren de:

  • Epilepsia
  • Enfermedades cardíacas
  • Enfermedades intestinales como la diarrea
  • Enfermedades neuropáticas periféricas

Tampoco es recomendable para mujeres embarazadas o en etapa de lactancia.

Los efectos secundarios no siempre tienden a presentarse, por lo que es muy probable que incluso tras una prolongada suplementación no se noten cambios significativos en el estilo de vida. Además de ello, cuando estos llegan a manifestarse, muchas veces no pasan más allá de ser simples molestias que se alivian con el consumo de fármacos.

Sin embargo, cuando estos efectos secundarios comienzan a interferir en el día a día al punto de que hay que suspender alguna actividad por el dolor o el malestar, es entonces cuando debemos visitar al médico especialista para realizar alguna valoración y determinar si es necesario ajustar las dosis de la suplementación o bien, suspender su uso.

Entre los efectos secundarios que tienen mayor a incidencia a manifestarse, destacamos los siguientes:

  • Dolor abdominal
  • Náuseas y vómitos
  • Mareos
  • Diarrea y gastritis
  • Fiebre
  • Hiperhidrosis (sudoración excesiva)

Destacar nuevamente que la probabilidad de sufrir algún efecto secundario no es tan alta en comparación con otros suplementos, siempre y cuando se lleve una dosis adecuada en base a nuestros requerimientos diarios. Por esa razón, y con el fin de evitar que se pueda desencadenar alguna reacción desfavorable es altamente recomendable consumir dosis que no superen los 20 gramos diarios, repartidos entre 2 o 3 tomas. Una buena manera de distribución sería antes de la primera comida, después de la cena y antes de comenzar con los entrenamientos.

Sin embargo, para tener una mayor seguridad en cuanto al consumo de esta sustancia, lo mejor sería consultar con el médico.

¿Tienes alguna duda o comentario? Expertos lo responderán en las próximas 24 horas.

Escribe aquí tu duda o comentario....

Deja un comentario

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.