Inicio » GYM » Tips & Trucos Fitness » Conoce más sobre la cetosis: la última etapa de definición
Tips & Trucos Fitness

Conoce más sobre la cetosis: la última etapa de definición

La cetosis es estado donde el cuerpo tiene una ingesta de carbohidratos muy baja, y el cuerpo tiene que recurrir a la grasa como fuente de energía.

cetosis

Se conoce cetosis al estado del cuerpo que se alcanza cuando la ingesta de carbohidratos es tan baja, que el cuerpo tiene que recurrir a la grasa como fuente de energía. Siempre que se lleva a cabo en un entrenamiento de fitness o culturismo, esta debe tener lugar en la etapa de la definición, para así eliminar los últimos kilos de grasa acumulados.

Si bien la cetosis es un término conocido por muchos dentro del mundo del fitness, no se recomienda su práctica si no se tiene experiencia o supervisión de alguien ya experimentado con el tema, ni mucho menos cuando no se hace con fines competitivos, ya que este proceso únicamente se reserva para quienes tienen un porcentaje mucho menor al 10% de grasa corporal. Las personas diabéticas bajo ningún motivo deben someterse a esta práctica.

Explicando la cetosis de forma más detallada

Este proceso sucede cuando el cuerpo está en ayuno o bien, recibe 50 gramos, o a veces menos de carbohidratos al día. De esta forma, el cuerpo se ve obligado a utilizar la grasa como fuente de energía.
La falta de hidratos y glucógeno estimula la oxidación de lípidos, liberando con ello los cuerpos cetónicos (acetona, acetoacetato y beta-hidroxibutirato).

Dichos cuerpos se acumulan en la sangre y cuando hacen falta, el organismo puede suplir esta deficiencia sin problema alguno, a menos que se padezcan enfermedades como la diabetes.

Minimizando la pérdida de músculo

Al entrar en estado de cetosis, el cuerpo absorbe energía principalmente de los ácidos grasos y los cuerpos cetónicos, sin embargo para la sintetización de la glucosa también se requiere del glucógenos de los músculos, lo que propicia a la degradación de los mismos.

La manera de compensar esta ingesta es sometiéndose a una dieta con alto contenido de proteínas, de esta forma, estos compuestos se utilizan mediante la gluconeogénesis y con ello la glucosa que se deriva a las células de los músculos se ven afectadas por un déficit minúsculo, por lo que conservan su energía para realizar sus actividades programadas.

Sin embargo, una dieta con grandes contenidos de proteína puede provocar que el cuerpo requiera de más células cetogénicas para producir energía, puesto que la gluconeogénesis inyecta de glucosa a las células de los órganos, y por tanto ya no requerirán de esos cuerpos para la oxidación de grasa. A pesar de ello, sucede que con la gente que practica algún tipo de actividad física necesitará de dichos cuerpos para equilibrar la quema de lípidos producida a la hora de ejercitarse.

Estimulando el estado de cetosis

Dado a los problemas ocasionados por la falta de carbohidratos, como la acidosis, se recomienda ingerir altas cantidades de agua para ayudar a los riñones. Por esa razón, es muy importante acostumbrarse a consumir hasta 3 litros de agua diariamente y así poder evitar problemas relacionados con la deshidratación.

Una vez hecho esto, se debe reducir el consumo de carbohidratos hasta los 50 gramos como máximo y evitar los alimentos con alto contenido de carga glucémica para prevenir que se disparen los niveles de insulina. Tampoco se recomienda el consumo de edulcorantes puesto que estimulan la segregación de insulina por el páncreas para compensar “ese exceso de glucosa” en la sangre.

Los alimentos que más deben consumirse son los triglicéridos de cadena corta y media, puesto que aumentan la concentración de cuerpos cetónicos; entre ellos destacan los aguacates, frutos secos y el coco. Los alimentos ricos en proteína, nuevamente, no deben hacer falta, recuerda variar entre carnes de res, pescado, huevos, etc.

Si bien ya hemos hablado sobre los efectos perjudiciales de entrenar en ayuno, aquí es cuando sucede todo lo contrario. El ejercicio cardiovascular sin reservas de carbohidratos, puesto que la necesidad de glucosa solamente podrá ser compensada con la beta-oxidación de ácidos grasos para la liberación de cuerpos cetogénicos.

Por último, no hay que olvidar que este proceso debe practicarse en períodos de cinco días a manera de recomendación, y jamás debe pasarse de las tres semanas para evitar riesgos relacionados con la mala alimentación. La cetosis se evita al comer frutas y verduras.

3 comentarios

Escribe aquí tu duda o comentario....

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.