Inicio » Nutrición » 3 recetas de aperitivos que puedes incluir en tu dieta cetogénica
Nutrición

3 recetas de aperitivos que puedes incluir en tu dieta cetogénica

Seguir un plan alimenticio basado en la cetosis sin duda supone un gran esfuerzo para la mayoría de personas. Y es que una dieta como esta no se basa simplemente en la restricción calórica para la pérdida de grasa, sino que debe su efectividad al aumento en el consumo de estas y la disminución de los carbohidratos con el fin de que el cuerpo empiece a utilizar los lípidos como principal fuente de energía.

La razón por la que seguir una dieta cetogénica resulta tan difícil, se debe, lamentablemente, a que la industria alimentaria ha puesto muchos esfuerzos en la producción de alimentos ricos en carbohidratos, debido a que estos son mucho más baratos de producir a comparación a los compuestos por la grasas sanas o proteínas. Las personas que tienen poco o nulo conocimiento en la cocina son las que más ven afectada su salud por esta situación; no obstante, este es un problema que tiene una solución igual de simple como cocinar cualquier otro platillo.

La diferencia entre una preparación cetogénica y otra que no lo es, se basa únicamente en la selección de ingredientes. Para las dietas basadas en la ingesta de grasas se debe dar prioridad a ciertos alimentos como frutos secos, aceites vegetales sin procesar y ricos en ácidos grasos esenciales (oliva, aguacate, coco, etc), así como carnes magras o pescados igualmente con un elevado nivel de grasas saludables como el salmón o las sardinas.

Las dietas cetogénicas no están exentas a la inclusión de aperitivos dentro del plan alimenticio, pues aunque parezca difícil, lo cierto es que las opciones para realizar este tipo de platillos, libres en carbohidratos son bastantes.

Siguiendo esta premisa, a continuación se presentan 3 diferentes recetas de aperitivos que puedes incluir en tu dieta cetogénica.

Pastel de milhojas de banana y tocino

Esta receta resulta sumamente fácil de hacer y a pesar de que contiene plátano, ciertamente se trata de una preparación con una baja cantidad de carbohidratos debido a que no requiere mucho de esta fruta, sino únicamente unos cuantos gramos por porción.

Para realizar esta receta se necesitan los siguientes ingredientes:

  • 1 plátano o banana no muy madura
  • 3 rebanadas gruesas de tocino
  • 30 ml de aceite de coco
  • Canela en polvo

La preparación es bastante fácil de hacer, sólo basta con seguir los pasos al pie de la letra:

  1. Se coloca una plan de aluminio sobre una bandeja de metal con el fin de cubrir toda la superficie. Mientras tanto habrá que precalentar el horno a 150°.
  2. Una vez se haya alcanzado la temperatura adecuada en el interior del horno, colocaremos las rebanadas de tocino sobre la bandeja y luego procederemos a cocinarlas alrededor de 5-7 minutos o hasta que estén doradas.
  3. En una sartén colocamos el aceite de coco y una vez se haya calentado añadiremos el plátano cortado en rebanadas medianas o finas. Dejaremos freír por unos minutos a fuego medio-bajo hasta que se tornen en un color café y de textura crujiente.
  4. Retiramos los plátanos de la sartén y escurrimos para que suelten todo el exceso de aceite.
  5. Cuando el tocino esté listo colocaremos una rebanada de plátano y encima de esta, una rebanada de tocino y así sucesivamente hasta formar un postre de varias capas. Espolvoreamos la canela molida y listo, ya tenemos una preparación bastante exquisita.

Como complemento, también podemos añadir trocitos de nuez u hojuelas de almendras por encima para un toque más visual y algo más de sabor.

Tostadas de jícama con guacamole y atún

Foto por anutricional.com

Al igual que la anterior, esta receta es sencillísima y no requiere de mucho tiempo en la cocina para poder prepararse, de hecho, ni siquiera es necesario el uso de la estufa, por lo que le hace una opción para matar el hambre de manera saludable, sin romper el estado de cetosis y cómo no, con un aporte calórico muy bajo, aunque claro, esto depende mucho de las porciones ingeridas.

Para preparar la receta se necesitan los siguientes ingredientes, pensados para dos personas:

  • 2 tostadas de jícama (se pueden conseguir en varios supermercados)
  • 80 gramos de aguacate
  • 1 cda de aceite de oliva extra virgen
  • Limón al gusto
  • ½ tomate
  • 20 gramos de pimientos
  • 1 lata de atún
  • Sal y pimienta al gusto

La preparación es bastante fácil de hacer, sólo basta con seguir los pasos al pie de la letra:

  1. Lo primero de todo es empezar a preparar el guacamole. Para ello cortamos los pimientos y el tomate en cuadros pequeños. En un tazón colocamos el aguacate y lo aplastamos con la ayuda de un tenedor. Añadimos las verduras y el aceite de oliva. Sazonamos con pimienta y sal. Revolvemos hasta que todos los ingredientes se haya integrado
  2. Finalmente, colocamos el guacamole sobre las tostadas de jícama, agregamos el atún y rociamos con jugo de limón al gusto.
  3. Servimos y listo.

Pay de queso con espinacas y frutos secos

 

Imagen por: compartiendomipequenyomundo

La receta de pay de queso con espinas es igual de en baja en carbohidratos como las anteriores, aunque podemos decir que debido al alto contenido de grasas que incluye, tiene un alto valor calórico por lo que su consumo debe ser más moderado.

Los ingredientes necesarios para la elaboración, son:

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 20 gramos de cebolla blanca picada
  • 1 diente de ajo machacado
  • 2 tazas de espinacas
  • ¾ de taza de queso ricotta
  • 1 huevo y una clara
  • Queso mozarella al gusto
  • Queso parmesano rallado al gusto
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta al gusto
  • 200 gramos de carne de res molida

La preparación puede ser algo laboriosa, sin embargo, el sabor hace que valga completamente la pena.

  1. Calienta en una sartén grande el aceite y posteriormente agrega el ajo y la cebolla. Cocina por algunos minutos hasta que la cebolla quede transparente y suave. Añade las espinacas y cocina por 5 minutos hasta que las hojas hayan quedado bien cocidas. Agrega la nuez moscada y sazona con sal y pimienta. Retira del fuego y coloca aparte para dejar que se enfríe.
  2. Mientras tanto, bate los huevos en un tazón grande, añade la ricotta, el parmesano rallado y el queso mozzarella. A continuación, bate junto con las mezcla de espinacas.
  3. En otra sartén, añade más aceite de oliva y cocina la carne por algunos minutos, sazonando también con sal y pimienta.
  4. Para finalizar revuelve la carne con la mezcla de quesos y espinaca. Coloca el resultante en moldes para muffin y lleva al horno por 30 minutos a 150°.
  5. Retira del horno y deja enfría por unos minutos. Sirve.

¿Tienes alguna duda o comentario? Expertos lo responderán en las próximas 24 horas.

Escribe aquí tu duda o comentario....

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.