Inicio » GYM » Ejercicios » Espalda » Remo horizontal con mancuerna
Espalda

Remo horizontal con mancuerna

El remo horizontal con mancuerna es ideal para el trabajo de los músculos de la espalda y los hombros.

El remo horizontal con mancuerna es ideal para el trabajo de los músculos de la espalda y los hombros. Realizarlos no requiere de muchos problemas, ya que no emplea movimientos complejos, haciéndolo excelente para quienes se inician en el gimnasio.

 

remo horizontal con mancuerna

Técnica de ejecución de remo horizontal con mancuerna

Para este ejercicio será necesario el uso de un banco de apoyo y una mancuerna.

  1. Para empezar, hay que posicionarse, tomando una mancuerna con la mano izquierda o derecha, y apoyando la palma de la mano contraria, al igual que la rodilla sobre el banco. La espalda debe permanecer fija y el brazo con la mancuerna extendido hacia abajo, al costado del cuerpo.
  2. Inspirar y elevar la mancuerna hasta la espalda, de forma que el codo quede por encima de la misma para imitar el movimiento de remo.
  3. Regresar a la posición original en un movimiento controlado y lento, y espirar al final de recorrido.

Para maximizar la contracción muscular, es recomendable llevar a cabo una pequeña torsión del tronco tras terminar el recorrido.
Como alternativa, el ejercicio puede realizarse sin apoyar la rodilla en el banco; adelantando una pierna y apoyando la mano libre sobre la misma, para permitir la inclinación del torso. Si se desea, puede emplearse una polea, como reemplazo de la mancuerna.

Músculos involucrados en el ejercicio

Con la ejecución del remo horizontal con mancuerna se trabaja esencialmente el dorsal ancho, además del redondo mayor y el haz posterior del deltoides. Tras terminar la contracción, el trapecio y romboides también se ven involucrados.

En menor instancia, se ejerce presión sobre el bíceps braquial, el braquial anterior y el supinador largo, durante la elevación de la mancuerna.

Errores cometidos con mayor frecuencia y algunos consejos a tomar en cuenta

  • Los pesos excesivos evitan aprovechar al máximo este tipo de ejercicios, ya que para la elevación se solicitan otros músculos del cuerpo, lo que también puede resultar en impulsos o movimientos bruscos y con ello, daños en la zona de la espalda.
  • Curvar la espalda durante la elevación también insista a la aparición de lesiones, por lo que debe cuidarse apropiadamente, mantener la posición en todo el recorrido.

¿Tienes alguna duda o comentario? Expertos lo responderán en las próximas 24 horas.

Escribe aquí tu duda o comentario....

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.