Inicio » Nutrición » Leche de Almendras: Beneficios, propiedades y receta
Nutrición

Leche de Almendras: Beneficios, propiedades y receta

La leche de almendras es uno de los alimentos más recomendados al momento de perder peso, conoce sus propiedades, beneficios y su receta.

Leche de almendras beneficios

Es muy probable que en más de una ocasión hayas escuchado a alguien decir que la leche de almendras tiene una gran variedad de beneficios, que es uno de los alimentos más recomendados al momento de perder peso y que no tiene lactosa, por lo que es una excelente opción para aquellas personas que son intolerantes a la lactosa. Pero además de esto es extremadamente rica en antioxidantes, calcio, potasio y otros minerales esenciales.

Asimismo tiene un bajo contenido de colesterol, un alto contenido de vitaminas y un delicioso sabor a estos frutos secos, por lo que es una excelente opción para consumirla. Pero a continuación te hablare mucho más a fondo sobre todos los beneficios y propiedades de la leche de almendras:

Propiedades de la leche de almendras

Sin duda alguna una de las principales características de la leche de almendras es que es completamente libre de lactosa, gluten y colesterol. Aunque aun así mantiene la misma consistencia que la leche de vaca, así que no habrá ningún problema al usarlo como sustituto.

Además se ha encontrado que tiene un alto contenido en vitamina E, la cual es un poderoso antioxidante natural que ayuda a prevenir el cáncer y retrasar los efectos del envejecimiento. Asimismo tiene una buena porción de vitamina A y D, omega 6, proteínas, hierro, potasio, zinc, magnesio y calcio.

Aunque la leche de almendras si comparte algunas propiedades con la leche de soya, tiene un contenido calórico más bajo. Si comparamos una taza de leche de arroz (120 calorías), una de leche de vaca entera (140 calorías) y la leche de soya (80 calorías), veremos que la leche de almendras es la que menos calorías contiene con tan solo 40 calorías por taza cuando se le ha agregado un poco de azúcar, cuando es sin azúcar contiene solo 30 calorías.

Otra de las propiedades que debo de destacar es que contiene un buen nivel de fibra natural insoluble y soluble, por lo que protegerá tu pared intestinal y favorecerá al colon, ayudara a regular la absorción de azúcares y controlara los niveles de colesterol malo.

De cualquier forma te recomendamos que leas información nutricional cada vez que compres leche de almendras, ya que dependiendo de la marca, está puede variar, pero sin importar la marca que sea, la leche de almendras es el sustituto más saludable y nutritivo para la leche normal.

Los beneficios de la leche de almendras

Como mencione anteriormente, la leche de almendras representa una gran cantidad de beneficios para las personas que la consumen, desde ayudarnos a perder peso, controlar el colesterol y ayudar a las personas con gastritis, la leche de almendras tiene una amplia cantidad de beneficios.

Así que a continuación te dejare una lista con sus beneficios más destacados:

  • Ayuda a controlar los altos niveles de colesterol y triglicéridos, mientras que al mismo tiempo mejora los niveles de colesterol bueno (HDL) y reduce los niveles de colesterol malo (LDL). Si lo comparamos con el aceite de oliva en cuanto a reducción de colesterol, la leche de almendras lo reduce al doble. Además de que su consumo es excelente para fortalecer el corazón.
  • Gracias a su bajo consumo calórico es excelente para todas aquellas personas que están pensando en perder unos kilos. El simple hecho de cambiar la leche de vaca por leche de almendras en la dieta diaria puede tener buenos resultados en la reducción de peso. Además de que es extremadamente fácil incluir la leche de almendras en la dieta diaria.
  • La leche de almendras es muy fácil de digerir, además de que es muy recomendada para las personas que sufren de intolerancia a la lactosa gracias a que ayuda a que la digestión sea lo menos pesada que se pueda.
  • Ayuda a una buena absorción de grasa en los intestinos y de azúcares.
  • Se recomienda su consumo a las personas que sufren de malestares como diarrea y vómitos, ya que estos reducen considerablemente los niveles de potasio. Ya que la leche de almendras tiene un nivel elevado de potasio, ayuda a que los niveles de minerales perdidos se recuperen.
  • Excelente opción para las personas que sufren de problemas gastrointestinales o gastritis, ya que al agregar la leche de la leche de almendras en su dieta puede regular sus funciones.
  • Gracias a su alto contenido de fibra natural, protege la pared de los intestinos.
  • Contiene vitamina B2, la cual ayuda a que el pelo y las uñas estén fuertes y saludables, mientras que le da una mejor hidratación a la piel.

leche de almendras receta

Efectos negativos de la leche de almendras

Bueno, ya que vimos sus beneficios, es momento de ver algunas de sus contradicciones y efectos secundarios que debemos de tener en cuenta antes de iniciar a consumirla de forma regular.

No le des a tu bebé

Algunas personas creen que es bueno sustituir la leche materna o la leche de vaca del biberón por leche de soja o de almendras, lo que es verdaderamente peligroso. La leche de almendras, aunque es saludable para nosotros, no es una fuente de nutrición adecuada para un bebé. Cuando se sustituye la leche materna o la formula por leche de almendras, él bebe puede sufrir de desnutrición y desarrollar algunos problemas de salud que lo acompañaran para siempre.

Pero esto no solo aplica para el consumo cotidiano del bebé, es decir, incluso cambiar ocasionalmente la formula o la leche materna por la leche de almendras es algo muy poco recomendable y peligroso.

Algunos estudios que se han llevado a cabo en el Colegio de Nutrición Estadounidense han demostrado que los bebés que consumen leche de almendras pueden desarrollar la enfermedad tiroidea autoinmune. Esto por la concentración de los químicos generadores de bocio en relación a cuero de un bebe es mucho mayor que cuando se consume por un adulto. Así que incluso con cierta moderación no es nada recomendable para tu pequeño.

Efectos negativos en la tiroides

Recuerda que las almendras son un alimento bociógeno, lo que quiere decir que contiene sustancias químicas naturales que pueden inhibir una buena absorción y aprovechamiento del yodo. Lo que puede terminar por dañar la tiroides.

Alimentos como la col, el lino, la soya, el brócoli y las almendras, pueden causar que la tiroides se expanda al consumirlas en gran medida, ya que esto causa la formación de tumores debido a que los productos químicos prevalentes encontrados en estos alimentos bloquean el yodo.

Ahora, aunque los alimentos bociógenicos son malos al consumirlos en grandes cantidades, también representan una buena serie de beneficios para el sistema inmunológico. Pero aquellas personas que tengan una baja función tiroidea, es muy importante evitar consumir grandes cantidades de este tipo de alimentos, es decir, la leche de almendras debe de ser evitada por aquellas personas con riesgo de una baja función tiroidea.

Muy dulce

Una de las principales desventajas de la leche de almendras es que tiene un alto porcentaje de azúcares. Es decir, aunque la leche de almendras no contiene azúcares naturalmente, una gran cantidad de fabricantes añaden azúcar en el proceso para mejorar su sabor.

Muchas de las opciones que encontramos en el mercado tienen 20 gramos de azúcar por porción. Aunque afortunadamente hay marcas de leche de almendra que la venden sin azúcares o con menos de 1 gramo de carbohidratos por porción. Así que como mencione anteriormente, es importante que leas la información nutricional antes de hacer tu compra.

Receta de leche de almendras:

Si no quieres tener que aguantarte a las marcas que venden en el mercado, lo mejor es que prepares tu propia leche de almendras.

En realidad la leche de almendras es sumamente fácil de hacer. Todo lo que necesitaras son unas almendras crudas, tres tazas de agua y un poco de sal y azúcar. Cuando tengas estos ingredientes, solo tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Deja a las almendras crudas reposando en una taza de agua durante toda la noche, o al menos durante 8 horas.
  2. Después tienes que escurrir las almendras y limpiarlas con agua fresca.
  3. Licúalas durante 10 minutos. Es importante que alternes la velocidad de la licuadora durante el proceso, es decir, puedes comenzar con 3 minutos a un nivel sube, 3 minutos a un nivel medio y 4 minutos al nivel más alto.
  4. Cuando al mezclar este de color blanco, puedes ponerle azúcar, o si lo prefieres un poco de miel para endulzar y la pizca de sal.
  5. Después cuelas el contenido de la licuadora para asegurarte de obtener la leche sin ningún residuo. Y ahora ya tienes tu leche de almendras.

Una de las claves para hacer una buena leche de almendras es que tenga el color blanco y que su textura sea extremadamente similar a la leche de vaca. Además le puedes agregar café, cereal o tomarla sola.

¿Tienes alguna duda o comentario? Expertos lo responderán en las próximas 24 horas.

Escribe aquí tu duda o comentario....

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.