Inicio » Salud » Piel » Recetas de cremas caseras para combatir las arrugas
Piel

Recetas de cremas caseras para combatir las arrugas

En este artículo encontraras recetas para hacer cremas caseras antiarrugas fácil de hacer, consiguiendo los ingredientes en el supermercado y no más.

cremas antiarrugas

Con el paso de los años, el cuerpo va perdiendo su capacidad para producir colágeno, resultando en la aparición de las conocidas marcas de la edad como las temidas arrugas, que se hacen mucho más notorias en el cuello y el rostro. Una de las formas con lidiar con este problema es con la aplicación de colágeno a la piel, ya sea a través de suplementos o mediante las populares cremas que se pueden conseguir en cualquier farmacia.

No obstante, aunque se ha demostrado lo buenos que pueden llegar a ser estos productos, hay un pequeño grupo que ya sea por el coste o simplemente por el miedo a utilizar sustancias químicas de laboratorio, prefieren recurrir a los remedios naturales.

Las posibilidades son bastantes, pues tenemos a disposición un catálogo impresionante de métodos para producir estos productos en casa, consiguiendo unos cuantos ingredientes en el supermercado o tiendas naturistas especializadas y no más.

Crema antiarrugas de flor de naranjo

Esta crema antiarrugas se caracteriza por la inclusión de aceites de rosas y azahar, así como vitamina E y extracto de semilla de toronja, por lo que no sólo es excelente para combatir esas molestas marcas, sino también para darle a la piel un estado de conservación mucho más cuidado.

Los ingredientes que debes elegir son los siguientes:

  • 4 cucharadas de agua de rosas
  • 3 gotas de aceite esencial de rosa
  • 3 gotas de aceite esencial de azahar
  • 3 gotas de extracto de semilla de toronja
  • 1 cda. de cera de abejas rallada
  • 1 cdta.de aceite de almendras
  • 1 cdta. de aceite de coco
  • 1 cdta. de aceite jojoba
  • 1 cápsula de Vitamina E

Para la preparación:

  1. Calentar los aceites de almendras, coco y jojoba, así como la miel de abejas en una pequeña cacerola hasta que la miel se integre perfectamente con los aceites. Para evitar que los
  2. ingredientes se quemen, hacer el procedimiento a fuego bajo.
  3. Retirar la cacerola del calor y añadir la cápsula de Vitamina E.
  4. En otro traste, calentar el agua de rosas a fuego lento también. Retirar unos minutos después.
  5. Una vez que ambas mezclas estén tibias, combinarlos en un sólo recipiente. Si es necesario, utilizar la batidora hasta conseguir una crema homogénea y espesa, pero suave al mismo tiempo.
  6. Aplicar sobre las zonas afectadas.

Esta crema casera antiarrugas es excelente para tratar los problemas de la piel relacionados con la edad. Antes de aplicar se recomienda limpiar la zona con abundante agua tibia y jabón neutro para exfoliar la piel y así permitir una mejor absorción de los ingredientes. La misma se puede conservar por varios días, siempre y cuando se mantenga en un frasco completamente sellado a temperatura ambiente.

Crema casera revitalizadora

Esta crema antiarrugas también está hecha a partir de aceites esenciales, incienso y sándalo. Es excelente para dejar la piel más suave, llenarla de nutrientes y rejuvenecer la piel del rostro.

Los ingredientes a elegir, son:

  • 3 gotas de aceite esencial de azahar
  • 3 gotas de aceite esencial de sándalo
  • 3 gotas de aceite esencial de incienso
  • 3 gotas de extracto de semillas de toronja
  • 1/3 taza de agua de rosas
  • 1 cda. de cera de abejas rallada
  • 1 cdta. de aceite de coco
  • 3 cdtas. de aceite de almendras
  • 1 cápsula de Vitamina E

Para la preparación:

  1. Verter los aceites de coco y almendras en una cacerola pequeña y calentar a fuego lento hasta que la miel se integre perfectamente con los otros ingredientes. Retirar del calor.
  2. A continuación, añadir la cápsula de vitamina E.
  3. En otra cacerola, calentar el agua de rosas a fuego bajo y luego retirar del calor.
  4. Una vez que ambos líquidos estén tibios, mezclar en un sólo recipiente hasta obtener una mezcla completamente homogénea, suave y espesa.
  5. Por último, agregar los aceites esenciales junto con el extracto de semillas de toronja, procurando que todos los elementos se integren perfectamente.

Una vez concluido, aplicar sobre el rostro siguiendo las recomendaciones de la receta anterior. Esta se recomienda utilizar todos los días por las noches, antes de ir a dormir y puede aplicarse a otras zonas del cuerpo que no sean el rostro como los brazos, el cuello, las manos, etc.

Igualmente es posible almacenarla en un frasco completamente cerrado y manteniendo en un lugar fresco y seco.

1 comentario

Escribe aquí tu duda o comentario....

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.