Inicio » GYM » Tips & Trucos Fitness » Camina, trota o corre para mejorar tu salud
Tips & Trucos Fitness

Camina, trota o corre para mejorar tu salud

Salir a caminar o correr por al menos 30 minutos diariamente, durante tres o cuatro veces por semana podemos adquirir ciertos beneficios como...

caminando en pareja

El ejercicio físico es considerado como la mejor forma de combatir la obesidad y problemas relacionados con el mismo. Y aunque ciertamente existe un amplio catálogo de actividades físicas que el cuerpo humano es capaz de realizar, hay dos en especial que se han venido practicando desde tiempos ancestrales y que le permitieron a la humanidad sobrevivir y avanzar hacia un futuro mucho más seguro y próspero: caminar y correr.

Mencionados como dos de los ejercicios cardiovasculares más populares, también son los más simples de realizar y aportan una amplia gama de beneficios al organismo, que van desde los más conocidos como son el de prevenir la obesidad y otras enfermedades relacionadas con la misma, así como aumentar la resistencia física, mejorando el VO2 máx (capacidad pulmonar máxima para absorber oxígeno) y el sistema cardíaco, de manera que se reducen ampliamente las probabilidades de sufrir un ataque al corazón. Una persona no entrenada tiene el doble de riesgos de padecer alguna cardiopatía, en comparación con una que ha entrenado a lo largo de los años.

A pesar de sus grandes beneficios, el ejercicio cardiovascular no suele ser practicado por muchas personas debido a múltiples factores que más allá de las posibilidades físicas, se limitan a la incapacidad mental para ponerse en marcha. Y es que muchas personas que sufren de sedentarismo y que toman la decisión de correr por primera vez, pronto se ven en la necesidad de detenerse, pues su falta de resistencia les impide dar un paso a una intensidad elevada. No obstante, este problema se debe por lo general a la necedad de muchos que “quieren volar antes de aprender a caminar” y que no comprenden que un buen ejercicio cardiovascular se debe trabajar con el tiempo, empezando por realizar caminatas lentas y cómodas, para luego ir progresando y asumiendo intensidades más fuertes una vez se haya logrado una mejor resistencia tanto de los músculos implicados en el ejercicio, así como la capacidad pulmonar.

correr en pareja playa

El running y sus efectos inmediatos

El running, además de los efectos positivos a largo plazo que aporta, también mejora notablemente el bienestar del organismo de forma inmediata, pues con la actividad física, ya sea con un tiempo mínimo e intensidad moderada, se producen cambios a nivel hormonal en el que se liberan sustancias como las endorfinas, hormonas que influyen directamente al estado de ánimo.

Las endorfinas se caracterizan por provocar una sensación de bienestar, a tal punto que pueden ayudar a prevenir la depresión y el estrés. Esta es una de las razones por la cuales al correr, uno siente pleno y en forma, olvidándose de cualquier preocupación por mínima que sea. Incluso se ha comprobado que estas hormonas son capaces de actuar como analgésicos, por lo que inhiben algunos dolores musculares y articulares.

Aunque la información siguiente es subjetiva, cabe mencionar que algunas personas pueden llegar a sentir esta sensación de bienestar a lo largo de seis horas y es por eso que una vez se le empieza a agarrar el gusto a la práctica, no puede dejarse tan fácilmente.

Ventajas a largo plazo del running o la caminata

Si hablamos en términos absolutos, salir a caminar o correr por al menos 30 minutos diariamente, durante tres o cuatro veces por semana, podemos adquirir un gran número de ventajas, entre los que destacan:

  • Se trata de actividades físicas que no requieren de experiencia previa para ser llevadas a cabo, pues el cuerpo humano mismo ha sido diseñado para desplazarse la mayor parte del tiempo.
  • A la larga, se reducen significativamente los riesgos de padecer alguna afección cardíaca.
  • Aumentan la capacidad pulmonar y por tanto la resistencia ante situaciones de mayor esfuerzo físico.
  • Son excelentes para mejorar el sistema locomotor y las funcionalidades del sistema nervioso.
  • Gracias a la liberación de endorfinas como efecto inmediato, se logra una sensación de bienestar y plenitud mayor, previniendo enfermedades como el estrés, la depresión y la ansiedad.
  • El esfuerzo empleado provoca una sensación de cansancio que induce a dormir de forma más profunda.
  • Y por último, son considerados como uno de los deportes más populares para evitar la acumulación de grasa ocasionada por el sedentarismo y la alimentación excesiva.

Si hablamos más allá de las cuestiones saludables, podemos señalar que caminar o correr se caracterizan positivamente…

  • Porque son ejercicios que no requieren de algún desembolso económico mayor.
  • No requieren de maquinaria, herramientas u otras instalaciones deportivas, ya que pueden realizarse al aire libre, en las escaleras de la casa (en donde se mejoran notablemente los beneficios), la terraza, etc.
  • Es un ejercicio que puede realizarse en equipo, permitiendo una mayor motivación entre ambos para progresar de forma más fácil.

Consejos para comenzar a correr

Caminar o correr, ¿qué diferencia hay?

A pesar que existe una estructura cíclica parecida entre ambos, la distancia entre un apoyo a otro es conocida como caminar, mientras que al realizar una zancada entre dos apoyos, se le conoce como running, y es por naturaleza, una ampliación, tanto a distancia como a intensidad de caminar.

Al momento de correr se desarrolla una fase de vuelo debido a que existe un mayor nivel de intervención en los músculos extensores del tren inferior, y que es considerada como una de las principales diferencias en comparación al caminar, en donde no se hace presente ninguna suspensión. Además, la marcha o caminar, suele utilizarse como una actividad física para causar un impacto mucho menor en las articulaciones y los huesos.

En conjunto, ambas cualidades, mencionadas en el párrafo anterior, propician a que el gasto energético durante la carrera sea mucho mayor. Aunque correr alrededor de 8 km/h resulta más difícil que caminar, el ritmo empleado resulta poco eficiente a nivel deportivo, no obstante, si únicamente se realiza esta actividad física como un medio para bajar de peso, que para el nivel competitivo, resulta mucho más eficaz para la tarea que simplemente caminar por el mismo período de tiempo. En palabras más simples, podemos guiarnos de la siguiente ilustración para conocer las diferencias del gasto energético entre una actividad y otra.

En conclusión

¿Qué podemos sacar de toda esta información?. Si eres una persona que se ha pasado la vida en la escuela, oficina y luego en la casa, sentado en el sofá mirando televisión, es momento de ponerse las pilas y entender que un estilo de vida como este, solamente aporta aspectos deplorables a tu vida, y aunque no lo creas, también a las de quienes te rodean.

Si por otra parte, ya te has decidido que es momento de aplicar cambios benéficos a tu rutina diaria, puedes emplear el running como una alternativa para practicar algún tipo de ejercicio físico. Como ya te mencionaba más arriba, no requiere de mucha experiencia previa, ni mucho menos dinero, pues sólamente necesitas ropa cómoda y un par de zapatillas deportivas para empezar. A pesar de que puede ser frustrante en los primeros días, procurar caminar por al menos 30 minutos para ir acostumbrando a los pies, y luego de ello, empezar a correr a velocidades moderadas por períodos cortos de tiempo, para de esta forma no desmotivarse al no ser capaz de recorrer grandes distancias, verás como al pasar las semanas, empezarás a amar esta actividad y lo que es mejor, sentirás un mayor bienestar, pues tu corazón, pulmones y el cuerpo en general se están fortaleciendo, al mismo tiempo que empiezas a perder peso.

Etiqueta

¿Tienes alguna duda o comentario? Expertos lo responderán en las próximas 24 horas.

Escribe aquí tu duda o comentario....

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.