Inicio » GYM » Tips & Trucos Fitness » Guía básica para tu primer día en el gimnasio
Tips & Trucos Fitness

Guía básica para tu primer día en el gimnasio

Si este es el primer día que acudirás al gimnasio, y no sabes que hacer con esta guía básica saldrás de dudas con lo que tienes que realizar en el gimnasio.

primer-dia-en-el-gym

Si este es el primer día que acudirás al gimnasio, felicidades, haz tomado una excelente decisión y seguramente tendrás muchas dudas al respecto, pero no comas ansias que no hay de qué preocuparse, pues nosotros te vamos a ayudar a que tu primera vez sea mucho más placentera… y conste que estamos hablando del ejercicio.

Quizás tu primera duda estén directamente relacionadas en cuanto a la rutina y vamos, que es totalmente normal, es bien sabido que la experiencia se va ganando conforme al tiempo y no tener absolutamente una idea acerca de qué ejercicios realizar no te hace ningún bicho raro, recuerda que hasta los culturistas más grandes de la historia comenzaron desde cero en algún momento de sus vidas.

Un cuerpo saludable se logra con esfuerzo propio, pero siempre es mejor contar con la ayuda de alguien experimentado

Lo primero que debes hacer estando en el gimnasio es como no hay de otra, pedir ayuda a un instructor, supongo que ya sabrás que cada gimnasio cuenta con uno, incluso si no estás pagando bastante en tu mensualidad. El trabajo del instructor no sólo consiste en ponerte una rutina, sino también asegurarse que todos los ejercicios que realices los hagas siguiendo la técnica de ejecución adecuada para no causarte algún tipo de lesión y que además, los objetivos que te has planteado puedas lograrlos de manera mucho más fácil.

Como te mencionaba, quítate todos los miedos y al mismo tiempo las dudas que puedas llegar a tener. Una de las cosas que puedes hacer y que en muchos gimnasios ofrecen, es la de proporcionarte asesoría personal, tanto a nivel de entrenamiento como nutricional, por lo que si puedes pagar por ello será una buena inversión, o si no, recuerda seguir leyendo el blog que seguramente vas a encontrar información que jamás te habrías imaginado te sería de gran utilidad.

Recuerda siempre ser sensato a la hora de tomar decisiones

Y no sólo las decisiones que tomes, sino también las metas que te propongas. Recuerda que la transformación del cuerpo es un objetivo que se va logrando de manera prolongada, así que si estás pensando en perder uno o dos kilos por semana, olvídate, la fisiología del cuerpo es sumamente complicada por lo que desarrollar estrategias para eliminar mucho peso en poco tiempo, resultan más perjudiciales que benéficas.

Como dicen por ahí, hay que darle tiempo al tiempo y tener los pies sobre la tierra. Si en verdad buscas triunfar en este reto, ponte metas realistas, algo que puedas hacer con esfuerzo, sacrificio y disciplina, pero sin exponer aún más la salud del cuerpo, ya sea entrenando más de lo necesario o comiendo menos de.

Cuando vas a iniciar en el gimnasio, muy probablemente debas realizar una rutina Weider, que es el método más popular y básico utilizado en el mundo del fitness para ganar masa muscular. Pero el hecho de que sea básico, no quiere decir que debas sentirte inferior a todos los demás que entrenan a tu alrededor diariamente. Ten en cuenta que jamás haz realizado ningún tipo de ejercicio, por lo que hacer una rutina avanzada además de dejarte hecho pedazos, muy probablemente ocasionará una lesión a tus músculos, lo que te alejará aún más de tus objetivos.

La ambición es buena, pero cuando se quiere volar antes de aprender a caminar, las cosas siempre terminan por la borda.

La rutina Weider consiste en realizar diferentes ejercicios para ejercitar un mismo grupo muscular. Como te puedes imaginar, en un mismo día podrás entrenar dos grupos musculares diferentes y que alguna manera se relacionen entre sí, como por ejemplo el pecho y los tríceps, espalda y bíceps, glúteos y cuádriceps, etc. El que se encargará de determinar cuáles son los grupos musculares que entrenarás será el instructor, así que no te calientes mucho la cabeza en este aspecto.

Como estás empezando a ejercitarte, olvídate de levantar grandes cargas de peso, lo ideal aquí es aprender a realizar los ejercicios de manera correcta para evitar lesiones e ir progresando de manera segura. No te pases el calentamiento, que por muy tonto que te pueda llegar a parecer también es sumamente importante y te evita daños a los músculos.

Ejemplo de rutina para tu primer día

Rutina semanal principiante

En palabras cortas, tu primera rutina puede estar estructurada de la siguiente forma:

  • Calentamiento: 10 minutos en la bicicleta elíptica
  • Ejercicios abdominales: 4 series de 15
  • Ejercicios de musculación: Pecho + Tríceps o Espalda + Bíceps. El primer día de la semana siempre es aconsejable trabajar con los grupos musculares más grandes ya que el cuerpo se encuentra completamente descansado, lo que permite un mayor rendimiento en la rutina.
  • Ejercicios cardiovascular durante 15 o 20 minutos. Esto siempre se debe dejar al final para maximizar la quema de grasas.

Ejemplo de rutina para principiantes: Rutina de entrenamiento de 12 semanas para principiantes

La experiencia previa

Si por otra parte, perteneces al grupo de personas que ya ha ido al gimnasio anteriormente y que por alguna razón como lesiones o simplemente por falta de tiempo dejaste de ir, no te preocupes, que también tenemos algo de información para ti.

Es cierto que ya tienes experiencia y ya conoces muy bien la técnica de ejecución de la mayoría, sino es que de todos los ejercicios. Esto sin embargo, no quiere decir que debas ir a por todo y empezar a levantar cargas en cantidades a como lo hacías antes, pues primero que nada debes quitarle todo el óxido acumulado a los músculos en los últimos meses o años.

Empieza estructurando una buena rutina, ya sea sólo o con la ayuda del instructor, pero ten encuenta lo de las cargas ligeras. Incluso si te lo propones puedes realizar rutinas full-body con las que entrenarás todos los grupos musculares del cuerpo y que además te ayudarán a tomarle cariño al deporte nuevamente.

Es muy probable que durante este tiempo no sientas demasiadas agujetas, o quizás sí, todo depende de la intensidad del entrenamiento y el tiempo que hayas estado inactivo. Puedes hacer una rutina full-body durante dos o tres semanas y posteriormente enfocarte en hacer una rutina ya mejor estructurada, de manera que puedas enfocarte en todos los músculos día con día para ir aumentando la intensidades.

Conforme pase el tiempo y en menos de lo que te imaginas, empezarás a ver grandes resultados y no, no es porque tu genética haya mejorado de la noche a la mañana, sino porque estarás experimentado un proceso conocido como memoria muscular, un concepto del que hablaremos próximamente.

En conclusión

Entonces, como puedes ver, pretextos para no ejercitarse quedan muy pocos, incluso si nada o muy poco sabes con respecto al mundo del fitness no debe tenerte con preocupación, pues siempre habrá alguien con mayor experiencia dispuesto a ayudarte a alcanzar tus objetivos.

Lo importante de todo esto es vencer el miedo o la pena a que todos te miren (lo que nunca pasa, pues cada quien se concentra en lo suyo) y tener muy en claro tus metas para enfocarte de manera adecuada en el proceso de transformación.

¿Tienes alguna duda o comentario? Expertos lo responderán en las próximas 24 horas.

Escribe aquí tu duda o comentario....

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.