Inicio » Nutrición » Tips para que tu desayuno te ayude a perder peso
Nutrición

Tips para que tu desayuno te ayude a perder peso

Los excesos de la alimentación pueden desencadenar graves consecuencias en el cuerpo, especialmente cuando se basa de alimentos procesados. Por ello, te mostramos 15 alternativas saludables con los que podrás tener un desayuno perfecto para iniciar el día al 100.

Aunque cada vez van saliendo a la luz más estudios que demuestran la efectividad del ayuno intermitente, no sólo para estimular la pérdida de grasa, sino también para aportar una serie grande de beneficios al cuerpo y a la salud, todavía son mayoría el número de personas que ven al desayuno como la comida más importante del día, y saltárselo es sólo una idea loca que no tiene cabida en su mundo.

Y no está mal, pues es gracias a esta comida que muchos logran empezar el día con una buena dosis de energía, necesaria para rendir al máximo. O al menos eso es lo que creen, y que la industria alimentaria nos ha llevado a creer que gran parte de los productos que conforman los platos tradicionales de la comida mañanera son esenciales para tener un estilo de vida saludable, tales como los panqueques, el cereal con leche o los sandwiches de embutidos que son muy comunes, especialmente en las mesas de las familias que viven en países desarrollados.

Si bien estos se caracterizan por parecer comidas que a simple vista lucen ligeros, lo cierto es que están cargados de calorías provenientes de azúcares y con un bajo valor nutrimental que no hacen otra cosa más que aportar calorías vacías, con el subsecuente daño que causan al organismo.

Podemos decir que estas son las versiones dañinas de lo que antaño fueron los verdaderos desayunos nutritivos, por lo que hoy vamos a mostrarte al menos 15 ejemplos de cómo puedes sustituir los productos habituales del desayuno contemporánea con otros mucho más recomendados y que en verdad nos ayudarán a empezar el día al 100%.

Se tratan de soluciones y alternativas que resultan excelentes fuentes de energía, pero sobre todo, con un gran valor nutricional para beneficio de nuestro cuerpo.

15 Alternativas saludables en los desayunos

  • El yogur es un claro ejemplo de productos que se integran en la mayoría de las mesas a la hora de desayunar. Sin embargo, a pesar de lo que puede parecer, lo cierto es que se trata de una comida que cuenta con grandes cantidades de azúcares que no hacen otra cosa más que dañar al cuerpo mismo; y eso sin mencionar la increíble cantidad de sustancias químicas incluidas. Podemos sustituir los clásicos yogures comerciales por yogures caseros crudiveganos y sin azúcar adicionada.

 

  • El queso también suele ser muy frecuente dentro de los desayunos actuales. Y sí, es cierto que se trata de un alimento rico en proteínas, aunque lamentablemente, los quesos industriales también cuentan con conservadores, sodio y grandes cantidades de grasa para potenciar su sabor. Incluso aquellos que dicen ser bajos en calorías no son del todo recomendados por las mismas circunstancias. Así que, a menos que se pueda conseguir una versión natural y fresca del queso (lo que resulta difícil para la mayoría de las personas), lo mejor sería sustituirlo con otras alternativas ricas en grasas (saludables) y proteínas como los frutos secos o algunas semillas.  Lista de alimentos con grasas saludables: https://www.mipielsana.com/alimentos-con-grasas-saludables/

 

  • Tenemos como ejemplo de igual manera al cereal con leche, quizás el desayuno predilecto para un gran número de personas. ¿El problema? que los cereales de caja están hechos a partir de harinas ultra procesadas que incluyen sodio, grasas trans y nulos nutrientes. Podemos sustituir los cereales de caja por cereales enteros como la quinoa, el amaranto o la linaza.

 

  • Es cierto que la leche de vaca es considerada por muchos como un superalimento, especialmente por los deportistas de élite debido a que tiene un gran número de vitaminas y minerales, además de ser una fuente confiable de proteínas. Lamentablemente, se estima que por lo menos, un 70% de la población mundial sufre de intolerancia a la lactosa, desacreditando así a la leche como un alimento potencial para el cuidado de la salud. Como alternativa a ella podemos hacer uso de leches vegetales (soja, almendras, etc) o zumos de verduras.

 

  • Los embutidos como el chorizo, las salchichas y el tocino son muy recurrentes en los desayuno actuales. No está demás decir que este tipo de productos son considerados como fuentes de toxinas cancerígenas, además de tener cantidades exuberantes de sodio y conservadores, así como grasas saturadas. Algunos sustitutos para estos productos pueden ser los huevos o la pechuga de pavo natural.

 

  • El pan y la bollería industrial también son exageradamente populares en la pirámide alimenticia de muchas sociedades como la mexicana y la italiana. Sin embargo, el pan industrial que conseguimos hoy en día, incluso si está etiquetado como integral, no suele serlo del todo, así que cada vez que deseemos consumirlo, debemos asegurarnos de que se trata de un pan de alta calidad y 100% integral.

 

  • Las mermeladas son iguales de habituales que el pan a la hora de desayunar. Para la mayoría de las personas, estas parecen inofensivas ya que están preparadas a partir de frutas, pero la realidad es que las mermeladas comerciales se hacen a partir de la pulpa de la fruta, además de que en el proceso se les elimina hasta el último grano de nutrientes, añadiendo también cantidades irrisorias de azúcar para potenciar el sabor.

 

  • Otro ejemplo son las galletas y bueno, ciertamente no hace falta decir el por qué no son consideradas como ejemplos para conformar un desayuno balanceado. Estas pueden ser sustituidas por alternativas más saludables como frutos secos, granos enteros o incluso frutas si lo que buscamos es darle un sabor dulce a nuestros platos mañaneros.

 

  • Las barritas de granola y cereales varios se han posicionado como alternativas muy llamativas cuando se trata de tener un desayuno rápido, con energías y sobre todo, nutritivo. No obstante, la realidad es que estas barritas están muy lejos de ser nutritivas, pues a pesar de que cuentan con cereales como la granola, también están adicionadas con muchísima azúcar y no tienen valor nutrimental alguno.

 

  • Los batidos de fruta no pueden hacer falta para acompañar esos exquisitos panqueques con mermelada para iniciar el día. El problema de este tipo de bebidas es que al momento de su preparación se les suele eliminar gran parte de los nutrientes disponibles en la fruta, resultando en una simple bebida cargada de azúcar, destinada únicamente para aportar calorías vacías. Por esa razón, a la hora de prepararse un batido, debemos asegurarnos de incluir la cáscara que es donde se encuentra la mayoría de los nutrientes.

 

  • Y hablando de panqueques, estos por lo general suelen hacerse con harinas industriales ya listas para licuar con huevo, leche y a freír. Sustituyendo esta harina por harina 100% integral o incluso con avena triturada podremos obtener el maravilloso sabor de un panqueque tradicional, aunque con la ventaja de que será mucho más saludable.

 

  • El café es otra bebida que no puede hacer falta, especialmente en esas mañanas cuando cuesta mucho trabajo despertar. Lamentablemente, la mayoría de las personas han perdido el gusto a tomar un verdadero café, arruinando su aroma y cálido sabor con cucharadas de azúcar. En lugar de eso, mejor aprendamos a disfrutar del café por sí mismo y aprovechar todos sus beneficios.

 

  • El té de botella también se ha vuelto muy popular últimamente, pero con esa bebida es más de la misma historia: cero nutrientes y gramos y gramos de azúcar. Como alternativa, mejor preparemos alguna infusión de limón o té natural. En caso de preferirlo dulce, usar miel o estevia.

 

  • El pan con mantequilla es igual de popular que muchas de las opciones ya comentadas, pero vamos, que una carga de hidratos y grasas saturadas es lo que menos necesita el cuerpo para empezar el día. ¿Por qué no probamos a algo más saludable como este exquisito Pudding de chía y calabaza?

 

  • La crema de avellana no es más que otro adictivo invento que ha perjudicado seriamente la salud de millones de personas que acostumbran a incluirla en sus desayunos bajo las falsas promesas de que se trata de un producto saludable. Nada como preparar tu propia crema de chocolate y avellanas en casa, asegurándose de usar únicamente ingredientes saludables.

1 comentario

Escribe aquí tu duda o comentario....

¡SUSCRIBETE GRATIS!
Acepta el envío de notificaciones y lee nuevos artículos antes que nadie.